martes, 15 de septiembre de 2020

Receta de bizcocho con ciruelas y nueces





             Bizcocho con ciruelas y nueces

Hoy os traigo una receta estupenda de bizcocho con ciruelas y nueces, un bizcocho rico, sencillo y muy jugoso. Delicioso para un desayuno o merienda, muy completo con fruta y frutos secos.

Las ciruelas dan mucho sabor y un toque rico a los bizcochos, tiene muchas propiedades entre ellas la fibra. Se pueden poner las ciruelas que os gusten las podemos encontrar rojas, verdes, amarillas, pero las más rojas o moradas me gustan mucho más y si tienen un punto de acidez queda de lujo con el contraste del dulzor del bizcocho.

Además si encima acompañamos el bizcocho de unos frutos secos, en esta ocasión de unas nueces ya es genial de lo rico que queda. Se puede poner cualquier tipo de frutos secos.





La temporada de las ciruelas es de mayo hasta septiembre, queda poco para terminar su temporada que es cuando mejor están. Hay que aprovechar para comerlas, hacer postres y si os gustan las mermeladas están en su mejor temporada, ya que están bien de precio y con mucho sabor. Las más maduras son ideales para mermeladas y postres, podéis hacer conserva para todo el invierno.





Ingredientes:

  • 2-3 ciruelas
  • 250 gr. de harina
  • 250 gr. de azúcar
  • 3 huevos
  •  2 sobres de gaseosas o un sobre de levadura
  • 250 ml. de nata para cocinar o crema de leche
  • Ralladura de un limón
  • 1 puñado de nueces
  • Azúcar glass


Preparación:

Lo primero pondremos el horno a calentar a 180ºC con calor arriba y abajo.
En un bol pondremos la nata, batimos la crema sin llegar a montarla, añadimos el azúcar y seguimos montando. Seguido iremos añadiendo los huevos uno a uno y batiendo se mezcle todo. Seguido rallamos la cáscara del limón y lo añadimos a la crema, mezclamos.





Picamos unas cuantas nueces. Por otro lado mezclamos los sobres de gaseosas con la harina. Añadimos las nueces picadas a la masa mezclamos.
Tamizamos la harina que tenemos mezclada con las gaseosas o levadura, la iremos añadiendo poco a poco a la masa y mezclando bien.
Engrasamos un molde desmontable con un poco de mantequilla.





Lavamos las ciruelas, las cortamos en cuartos quitando el hueso. Echamos toda la masa del bizcocho en el molde, ponemos las ciruelas por encima y un puñado más de nueces. Se pueden poner trozos de ciruelas por dentro del bizcocho.
Metemos al horno el bizcocho, lo tendremos unos 30-40 minutos o hasta que el bizcocho esté listo, puede variar según el horno. Para ver si está pincharemos en el centro y si sale el palo seco el bizcocho estará listo.
Sacamos el bizcocho del horno, desmoldamos y dejamos enfriar encima de una rejilla.





Una vez está frío, espolvoreamos con azúcar glass el bizcocho y servimos.




Espero que os guste y disfrutéis de esta receta de bizcocho con ciruelas y nueces.


Montse





loading...

martes, 8 de septiembre de 2020

Receta de quiche de verduras






         Quiche de verduras


Hoy os traigo una quiche de verduras, una de las tartas más ricas que se pueden preparar.  La quiche es una tarta salada tradicional de la cocina francesa, lleva una base de masa que puede ser quebrada o de hojaldre y los ingredientes principales son los huevos y la nata.  Después admite cualquier relleno como verduras, setas, carnes, pescados.....

Es una tarta que le va bien todo lo que se le ponga, queda deliciosa y queda muy completa, nos vale como plato único ya que llena mucho.




Esta quiche de verduras queda muy buena, es ideal para aprovechar restos de verduras que os queden, esta lleva puerro y calabacín, pero me quedaba unos trocitos de brócoli así que aproveche para añadirlo a la tarta, quedó genial.

Es que le va todo, también se le puede añadir a esta mezcla trocitos de jamón, bacón que le da mucho sabor, setas.... 





Aunque se suele poner nata junto con los huevos, en esta ocasión he puesto leche evaporada desnatada, ya que siempre me gusta ponerle un poco de queso y esto ya da densidad al relleno y mucho sabor, así lo aligeré un poco.

Os animo a probarla, queda muy jugosa y rica.  Es una buena manera de empezar a comer verduras con mucho sabor.




Ingredientes: Molde de 22 cm.

  • 1 lámina de hojaldre
  • 2 huevos grandes
  • 200 ml. de leche evaporada
  • 2 puerro
  • 1 calabacín grande o 2 medianos
  • Queso rallado
  • Aceite
  • Pimienta
  • Sal


Preparación:

Para hacer la quiche de verduras empezaremos preparando las verduras. Cortamos las puntas de los puerros quitando la parte más verde, los cortamos por la mitad, lavamos bien para quitarle la tierra que puedan tener por dentro, lo cortamos en trozos pequeños.
Lavamos el calabacín, lo pelamos dejando un poco de piel si os gusta y lo cortaos en trozos pequeños.





Ponemos una sartén con un chorro de aceite de oliva a fuego medio, añadimos los puerros y el calabacín, dejamos cocinar hasta que se dore. Tapamos la sartén unos 5 minutos para que se haga vapor y se vaya cocinando sin necesidad de poner mucho aceite, quitamos la tapa, añadimos un poco de sal y dejamos se termine de cocinar, unos 5-8 minutos más.
Cuando esté reservamos.




Mientras se cocinan las verduras encendemos el horno a 180ºC calor arriba y abajo.
Ponemos en un bol los huevos y la leche evaporada. Mezclamos.
Añadimos la mezcla de verduras, el puerro y el calabacín. Echamos un poco de sal y pimienta.
Ponemos un poco de queso rallado y mezclamos. La cantidad de queso a vuestro gusto.





Preparamos el molde, si tenemos un molde desmontable mejor. Ponemos la masa en el molde dejando el papel (opcional), si sale mucha masa del molde , hacemos unos pliegues para que nos quede más bonita.
Añadimos la mezcla anterior.
Ponemos algunas verduras más si queréis, yo puse los trocitos de brocolí que me quedaron cocidos.
Puse un poco mas de queso rallado y lo metí al horno en la bandeja del medio.





 Metemos al horno la quiche durante unos 25-30 minutos. Ha de quedar la base de hojaldre hecha y la superficie de la tarta  dorada.  El tiempo puede variar según el horno.
Sacamos y servimos, podemos comerla caliente o fría, pero a mí me gusta templada.




La quiche es una receta muy versátil, aprovecha a preparar tu versión y a sorprender a la familia, con las verduras que más os gusten.

Montse

martes, 1 de septiembre de 2020

Café affogato




                          Café affogato

Café affogato, un delicioso café que consiste en mezclar café y helado, un rico postre italiano. Es bien sabido que en Italia hacen unos estupendos helados y también son amantes de un buen café expreso.

El café affogato es un postre delicioso a base de café y helado que se también se puede acompañar de un poco de licor amaretto, se complementa con unos frutos secos, cacao en polvo o galletas de almendras ( amarettis) picadas. Es un postre muy vistoso y está riquísimo, aunque no seas muy amante del café te gustará.

Este postre de café es originario de la zona de Milán, la palabra affogato significa " ahogado" y es así como se le llama a este café que bien sería como postre que se consume mucho sobre todo en verano y el resto del año.





Para hacer este postre solo necesitamos dos ingredientes, un café expreso que puede ser normal, si no tienes cafetera  para hacer café expreso se puede hacer con la que tengas, lo podemos hacer corto o largo. El  helado a de ser de vainilla es el que se utiliza para este postre, pero como todas las recetas se  hacen muchas variantes, también se hace con helado de nata e incluso de chocolate. No se puede poner helados de hielo, tampoco de frutas ya que no quedan bien. El helado ha de ser cremoso, mezcla bien con el café.





Al echar el café caliente sobre el helado forma una mezcla perfecta, se forman unos remolinos de colores y con los frutos secos bien picados es una delicia.

Aunque no seáis muy amantes del café os animo a probarlo, porque repetiréis este rico postre, es lo que me a pasado a mí. Es una mezcla de sabores deliciosa al paladar y encima es rápido de preparar.






Ingredientes:

  • Café expreso
  • Helado de vainilla
  • Nueces picadas


Preparación:

Para que aguante el helado bien tendremos las tazas donde vayamos a presentar el café en el congelador o en la nevera un buen rato, ha de estar bien frío.
Ponemos las bolas de helado que han de estar bien congeladas. Se puede poner una bola o dos.




Preparamos justo antes de servir el  postre el café, lo vertemos en la copa sobre el helado. No lo cubrí todo, me guste que quede helado por encima para ir mezclando café, helado y nueces. Pero se puede hacer hasta cubrir todo. Yo puse 2 bolas de helado.




Picamos unas nueces y las ponemos por encima. Servimos!!!




NOTA

Un postre que se puede tener preparado hasta la hora de servir. Se puede poner las bolas en cada taza o vaso y dejarlo en el congelador hasta la hora de presentarlo. Picar los frutos secos que vayáis a servir y ponerlos en un bol, también se puede poner trozos de chocolate o chocolate en polvo, galletas....Oh un chorrito de licor.
No necesita azúcar, ya que el helado ya lo lleva y resta el amargor del café.

Justo antes de servir el postre hacemos el café, sacamos las copas con el helado y que cada comensal se ponga su café y así será más divertido y espectacular ver el contraste de la mezcla frío y caliente.

Espero os guste.

MONTSE
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...