martes, 16 de octubre de 2018

Bizcocho de zanahoria y almendra



   
             Bizcocho de zanahoria y almendra

Esta semana os traigo un bizcocho de zanahoria con almendras, un delicioso y jugoso bizcocho  con un sabor suave y esponjoso, con  un color maravilloso.
El bizcocho de zanahoria a parte de ser más sano es otra manera de comer un bizcocho casero. Un bizcocho sencillo y rico.
Ideal para el desayuno o la merienda.




La zanahoria es muy buena y nutritiva, ideal para que los más peques la coman, mezclada entre la masa del bizcocho ni se nota, parece que no lleve y encima le da un poco más de dulzor cosa que así tenemos que poner menos azúcar.

Vale la pena probarlo, en casa este bizcocho tiene mucho éxito, nos encanta a todos. Se conserva bien varios días, si os dura.
Animaros aprobarlo!!!




Ingredientes:

  • 175 gr. de mantequilla blandita
  • 225 gr. de azúcar
  • 3 huevos
  • 250 gr. de zanahoria rallada
  • 150 gr. almendra molida
  • 225 gr. de harina de repostería
  • 1/2 cucharadita de aroma de vainilla
  • 1 sobre de levadura
Para la cobertura

  • 150 gr. de azúcar glas
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 1-2 cucharada de agua

Preparación:


Rallamos las zanahorias. En un bol ponemos la mantequilla y el azúcar y batimos hasta que quede bien mezclado. Añadimos los huevos uno a uno hasta que queden bien incorporados. Añadimos la ralladura de zanahoria, dejaremos un poco para adornar.


Añadimos la harina de almendra, removemos.
Cogemos la harina y añadimos la levadura, la tamizamos y la vamos añadiendo a la mezcla, removiendo bien. Le añadimos la cucharadita de de vainilla.


Untamos un molde de mantequilla e incorporamos toda la masa.


Metemos al horno a 180ºC hasta que esté dorada y tierna por dentro. Unos 30 -40 minutos. Para saber si está pinchar con un palillo en el centro, si sale seco estará listo.


Preparamos el glaseado. Ponemos en una taza el azúcar glas con una cucharada de zumo de limón y una de agua, removemos, si queda muy espesa iremos añadiendo una cucharada más de agua hasta que quede como una crema.





Vertemos la mezcla por encima del bizcocho y un poco de ralladura de zanahoria. Lo metemos en la nevera unos 10 minutos y se quedará la mezcla del azúcar seca y lista.


Un bizcocho ideal, rico y sencillo.



Espero que os guste este rico bizcocho de zanahoria y almendra.

MONTSE
loading...

martes, 9 de octubre de 2018

Empanadillas al horno rellenas de quesitos



       Empanadillas al horno rellenas de quesitos

Empanadillas al horno rellenas de quesitos, una delicia de empanadilla, están buenísimas!!! Seguro que los quesitos os gustan, a los niños les encantan, así que seguro que estas empanadillas van a triunfar, a nosotros nos gustaron mucho, las puse en un pica pica y fue un éxito.

Siempre tengo masa de empanadillas, te sacan de muchos apuros, son una maravilla ya que podemos rellenarlas de muchas cosas y sobre todo de aprovechamiento.




Estas empanadillas al horno rellenas de quesitos las he preparado en el horno, quedan mucho más sanas, pero si no os apetece encender el horno, fritas también quedan estupendas, a vuestro gusto. Unas empanadillas sencillas y rápidas de preparar para preparar cualquier día.

Aquí os dejo esta sencilla receta de empanadillas al horno rellenas de quesitos.




Ingredientes:

  • 1 paquete de obleas
  • 1 caja de quesitos
  • 1 huevo batido
  • Semillas de sésamo 


Preparación:

Ponemos las obleas de empanadillas sobre la mesa o encimera. Colocamos  un quesito o como las empanadillas eran pequeñas, partí los quesitos por la mitad.


Cerramos las empanadillas doblando la masa y con ayuda de un tenedor iremos sellando los bordes.


Vamos poniendo las empanadillas en una fuente de horno. Batimos el huevo y con ayuda de una brocha pintamos las empanadillas de huevo.


Encima de las empanadillas ponemos espolvoreamos unas semillas de sésamo o un poco de queso rallado o lo que os guste.







Metemos las empanadillas al horno a 180ºC con el horno fuego arriba y abajo. Las tendremos hasta que estén doradas.


Ya solo quedan ponerlas en un plato para servirlas. Y listas para comer!!!



A disfrutar!!!

MONTSE

martes, 2 de octubre de 2018

Tarta de galletas, flan y chocolate sin horno




       Tarta de galletas , flan y chocolate sin horno


Tarta de chocolate con galletas sin horno, un postre rápido y sencillo de preparar. También conocida como la tarta de la abuela. Como ya sabéis me gusta preparar plato rápidos y que estén buenos, como esta tarta de natillas de chocolate.

Es tan sencillo como preparar unas natillas un poco  más espesas y rellenarla de galletas. ¿ A quién no le gusta este postre?




 Un postre casero tradicional, que podemos preparar de muchas maneras, en vasitos, como una tarta cuadrada, alargada...

Una  tarta ideal para una celebración,  seguro que será todo un éxito y gustará a todos. Una tarta que se prepara con ingredientes que tenemos siempre en casa.




Ingredientes:

  • 1 litro de leche
  • 5 cucharadas soperas de harina de maíz bien colmadas (Maizena)
  • 5 cucharadas soperas de cacao en polvo 
  • 4 yemas de huevo
  • 150 gramos de azúcar
  • 1 paquete de galletas Marías


Preparación:

Del litro de leche separamos un vaso, el resto lo ponemos en un cazo junto con el azúcar y el cacao. Pondremos el cazo al fuego medio y removeremos hasta que quede todo disuelto.


Separamos las yemas de las claras.


Cogemos el vaso de leche que hemos apartado, añadimos los huevos, mezclamos. Añadimos la harina de maíz removiendo bien hasta que quede disuelta toda.



Cuando empiece a hervir lo del cazo añadiremos la mezcla del vaso con los huevos y la harina de maíz. Removeremos sin parar hasta que vuelva a hervir, bajamos el fuego, lo dejamos unos minutos que espese la mezcla y apagamos.





Cogemos un molde, ponemos una capa de flan de chocolate, encima ponemos unas galletas.



Así hasta terminar la tarta. La meteremos en la nevera para que enfríe y coja consistencia 3-4 horas. A la hora de servir, picamos unas cuantas galletas y espolvoreamos por encima o lo que nos guste.



Espero que os guste!!!
Hasta la próxima receta.

MONTSE 




martes, 25 de septiembre de 2018

Coliflor rebozada



                                 Coliflor rebozada


Hoy os propongo coliflor rebozada, una verdura que gusta o la odias. Más bien la coliflor gusta poco, su olor no es muy agradable. 
Me supongo que a much@s intentáis introducirla en casa preparándola de muchas maneras, haber si gusta. 
Por eso os traigo esta receta de coliflor rebozada, tenéis que probarla, queda muy buena y con un sabor estupendo. En casa así nos gusta. Queda un sabor suave y rico.




Un plato fácil de coliflor rebozada que puede servir como guarnición para acompañar un plato de carne o pescado. Ideal para que la coman los más peques.

Para que quede rica y jugosa hay que dejarla al dente cuando la pongamos a cocer, se terminará de hacer cuando la rebocemos.






Ingredientes:
  • 1 coliflor
  • 2 huevos
  • 4 cucharadas soperas de harina
  • 1 vaso de aceite
  • Un poco de sal
  • Para la salsa
  • Mayonesa
  • 1 cucharada de mostaza


Preparación:

Limpiamos y cortamos la coliflor en ramitos. Ponemos un cazo con abundante agua, cuando empiece a hervir añadimos la coliflor. La tendremos unos 10 minutos, pincharemos si está al dente, la sacamos y escurrimos.


Preparamos la pasta para el rebozado. Batimos los huevos con un poco de sal, añadimos la harina poco a poco hasta que quede como una crema. No ha de quedar muy espesa.


Ponemos una sartén con el  aceite a fuego medio. Iremos pasando la coliflor por la masa y cuando el aceite esté caliente iremos friendo la coliflor.


Conforme la vamos sacando de la sartén la iremos poniendo en un plato donde tendremos puesto papel de cocina, así absorberá el exceso de aceite.







Mezclamos la mayonesa con la cucharada de mostaza y una de agua. Lo mezclamos bien para que quede como una crema, si os gusta. Aunque sola ya queda buena.


 La ponemos en una fuente de servir acompañada de la salsa.


Y lista para comer!!! Seguro que os va a gustar.

Hasta la próxima receta
MONTSE





martes, 18 de septiembre de 2018

Tarta de queso con salsa de caramelo




           Tarta de queso con salsa de caramelo

Tarta de queso con salsa de caramelo, una tarta deliciosa. Una tarta suave y cremosa de queso, muy fácil de preparar. 
Una tarta de queso que no necesita horno, se prepara con cuajada, y con la delicia de los piñones y la salsa de caramelo hace de esta tarta un contraste de sabores riquísimos; suave del queso y el intenso sabor del caramelo. ¡¡Es perfecta!!




Una tarta que toda la familia disfrutará, ideal para preparar en cualquier celebración o con amigos, seguro que vais a quedar genial.

Os parecerá muy complicada, lleva varios pasos, pero es muy sencilla. Tenéis que probarla.

Ingredientes:

  • 1 paquete de galletas marías
  • 100 gr. de mantequilla
  • 500 ml. de nata para montar
  • 500 ml. de leche
  • 2 sobres de cuajada
  • 120 gr. de azúcar
  • 350 gr. de queso de untar
  • 50 gr. de piñones
Para la salsa de caramelo:

  • 200 ml. de nata para montar
  • 50 gr. de azúcar
  • 40 gr. de mantequilla


Preparación:
Preparamos todos los ingredientes. Lo primero será hacer la tarta de queso.


Primero trituraremos las galletas, las ponemos en un bol y añadimos la mantequilla derretida, lo mezclamos bien. Cogemos el molde donde vamos a preparar la tarta que sea desmontable. Ponemos las galletas en el fondo del molde haciendo la base. Lo guardamos en la nevera.


En un cazo ponemos la nata, la mitad de la leche, el queso y el azúcar, removemos y dejamos que se vaya deshaciendo a fuego medio. La otra mitad de la leche la pondremos en una taza y echaremos los dos sobres de cuajada y lo mezclaremos bien hasta que queden bien disuelto. Esto lo añadiremos a lo que tenemos en el cazo poco a poco, lo dejaremos cocinar hasta que empiece a espesar. Apagamos el fuego.


Sacamos el molde de la nevera y añadimos la mezcla que tenemos de la tarta de queso. La volvemos a meter en la nevera durante 3-4 horas o hasta que quede bien cuajada.  
Tostaremos los piñones en una sartén a fuego muy bajo, para que no se quemen, solo hay que tostarlos para darles más sabor.


Ahora vamos a preparar el caramelo. Ponemos un cazo a fuego bajo.Añadimos el azúcar y la mantequilla; poco a poco se irá haciendo el caramelo. Cuando empiece a tomar un color muy claro, apartamos del fuego y añadimos la nata. Removemos, ponemos al fuego y dejamos que se termine de cocinar y hasta que quede como una crema. El fuego siempre bajo, para que no se queme y no coja mal sabor.







Ahora montamos la tarta. Sacamos la tarta de la nevera, desmontamos y la ponemos en una fuente donde vayamos a servirla. Añadimos unos piñones por encima, luego el caramelo. Lo que sobre de caramelo lo pondremos  en una jarra para servir.


Y ya solo queda degustar esta rica tarta. La podéis preparar la parte de la tarta el día anterior. Si no queréis hacer caramelo, se puede poner caramelo líquido, el que se utiliza para el flan, o dulce de leche, chocolate.... Esta muy buena con todo lo que se le ponga.



Mmmmm riquísima!!!!

MONTSE

martes, 11 de septiembre de 2018

Albóndigas en salsa de tomate caseras




               Albóndigas en salsa de tomate caseras


Albóndigas en salsa de tomate caseras, un plato que seguro gusta a todos. Un plato casero de los que traen esos recuerdos de las abuelas, que buenas eran sus albóndigas.

Yo sigo con la tradición, con la receta de mi madre, para mi son las mejores, porque aunque se hagan parecidas, en cada casa tienen su toque.
Estas son con tomate natural quedan muy suaves y una salsa ligera y rica para mojar pan.





Un plato sencillo de albóndigas en salsa de tomate que  podemos preparar con antelación, además están más buenas de un día para otro. Y como ya casi todos empezamos con la rutina diaria de trabajo, colegio.. estos platos  son ideales para dejarlos preparados, solo queda acompañarlos de un arroz cocido, puré de patatas, verduras cocidas....  Lo que más nos guste, así nos quedará un plato muy completo.

Yo soy de las que cuando hago albóndigas preparo bastantes y congelo, ahorro tiempo y trabajo.
Espero que os gusten estas ricas albóndigas.

Ingredientes:

  • 500 gr. de carne picada mixta ( ternera-cerdo)
  • 2 dientes de ajos
  • Un poquito de perejil picado
  • 1 huevo
  • Sal, pimienta
  • Harina
Para la salsa
  • 1 cebolla 
  • 1 diente de ajo
  • 3 tomates maduros
  • 2 cucharadas de tomate frito
  • 100 ml. de vino blanco
  • 1 vaso de agua 
  • Sal

Preparación:

Empezaremos preparando la carne. Pondremos en un bol la carne picada, añadimos el ajo picado, el perejil y el huevo. Lo mezclaremos todo bien, tapamos y lo dejaremos unas horas en la nevera para que cojan los sabores. Podéis preparar esto la noche anterior.


Pasado este tiempo preparamos las albóndigas. Ponemos harina en un bol e iremos haciendo las bolas de albóndigas las pasaremos por la harina. Por otro lado ponemos una sartén con aceite a fuego un poco fuerte, cuando estén caliente iremos friendo las albóndigas, solo hay que dorarlas por fuera. Las iremos sacando y reservaremos.
   

Rallamos los tomates y picamos la cebolla y el ajo.


Ponemos una cazuela al fuego, añadimos un poco de aceite y ponemos la cebolla y el ajo picado. Dejaremos a fuego medio que se cocine un poco. Unos 3-4 minutos.





Cuando empiece a tomar color añadimos el tomate, removemos y ponemos el tomate frito. Lo dejamos cocinar unos minutos.



Añadimos el vino blanco, dejamos evapore el alcohol y ponemos un vaso de agua. Ahora sería el momento de poner las albóndigas, pero si os gusta la salsa sin tropezones yo lo trituro en este momento.

Añadimos las albóndigas, un poquito de sal y dejamos cocinar unos 20 minutos. Si hace falta añadimos más agua. Cuando ya estén casi listas, probamos de sal y rectificamos.


Y listas!!! Bueníiiiisimas


Espero que os gusten.

Hasta la próxima semana.
MONTSE

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...