martes, 22 de mayo de 2018

Trenza de hojaldre con chocolate y nueces




         Trenza de hojaldre con chocolate y nueces

Trenza de hojaldre con chocolate y nueces, un bocado delicioso para el postre o para acompañar un café. Los dulces de hojaldre son sencillos y quedan muy buenos ya sean dulces o salados, yo lo utilizo mucho y acompañado de chocolate y nueces queda un postre genial.

Esta trenza la preparé para acompañar un café, de esos postres improvisados porque no tienes nada, pero me quedó muy bueno y crujiente.




Y si os gusta el chocolate queda muy buena pero también se puede poner otros rellenos, como cabello de ángel, crema..
Igual que las nueces se pueden cambiar por otro fruto seco.

Preparé dos  láminas de hojaldre y me salieron 4 trenzas.  Volaron, no duro nada, tuvo mucho éxito , gustó mucho y ya vereis que la receta es muy sencilla.
Si aún no la habéis preparado os animo a hacerlo.

Ingredientes:

  • 1 lámina de hojaldre
  • 200 gr. de chocolate postres
  • 50 ml. de nata para cocinar
  • Un puñado de nueces
  • 1 huevo para pintar la masa
Preparación:

Ponemos el chocolate troceado en un bol con la nata, lo ponemos al microondas hasta que quede desecho todo el chocolate.



Preparamos la masa de hojaldre.


Extendemos el chocolate por toda la masa, sin llegar a los bordes.


Picamos las nueces en trozos pequeños y las ponemos por todo el chocolate.


Enrollamos el hojaldre con cuidado.


Lo podéis dejar entero el rulo o cortarlo por la mitad.


A su vez hacemos un corte por el medio pero sin llegar a cortarlo del todo.


Enrollaremos el hojaldre entre si como si fuera una trenza.


Batimos el huevo y pintamos la masa. Lo introducimos al horno.


Sacamos del horno y dejamos enfriar.


Ponemos en una fuente y espolvoreamos con azúcar glas.


Y listo para tomar el café.



Hasta la próxima receta.
Montse


loading...

martes, 15 de mayo de 2018

Pastel de espinacas y queso



                        Pastel de espinacas y queso

Hoy vamos con una tarta de espinacas y queso, sin base de hojaldre ni de ninguna masa. Vamos a empezar con los platos  más ligeros.
Las tartas saladas  se pueden preparar de cualquier ingrediente, el inconveniente de las tartas saladas son las calorías, entre la base y el queso y la nata suelen ser muy contundentes y tienen muchas calorías.

Las tartas saladas son ideales para preparar en una cena, una comida con amigos, frías o calientes quedan estupendas. También se pueden aprovechar para hacerlas de verduras, así entran mejor.





Por ello esta tarta la he preparado rebajando calorías, no lleva base y he puesto queso batido bajo en grasa, solo lleva un poco de queso rallado en la mezcla y un poco arriba a la hora de gratinar.

Queda muy buena y muy cremosa, os animo a probarla y a disfrutar de una rica tarta de espinacas.


Ingredientes:

  • 1 paquete de espinacas frescas o congeladas
  • 3 huevos
  • 200 ml. de leche evaporada
  • Queso batido bajo en grasa 5-6 cucharadas soperas
  • 60 gr. de queso rallado
  • Aceite
  • Sal
  • Pimienta

Preparación:

Empezaremos con las espinacas, si son frescas las lavamos y las salteamos en una sartén o las ponemos a cocer. Yo he utilizado congeladas, las he puesto cocer con abundante agua, cuando ha empezado a hervir las he dejado 5 minutos.


Por otro lado preparamos la mezcla de la tarta. Ponemos en un bol los huevos, el queso batido, queso rallado, la leche evaporada un poco de sal y pimienta.



Lo trituramos todo con una batidora o un robot.


A esta mezcla le incorporamos las espinacas bien escurridas. Lo mezclamos muy bien.


Ponemos toda la mezcla en un molde. Cubrimos la base con queso rallado.


Introducimos el molde al horno, lo pondremos en la bandeja del medio a 180ºC calor arriba y abajo. Lo dejaremos unos 20-30 minutos.


Sacamos con cuidado lo ponemos en una bandeja y servimos calentita.


Riquísima!!!  Muy sencilla y rápida de preparar.
Espero os guste.

Hasta la próxima semana
MONTSE

martes, 8 de mayo de 2018

Tarta de queso con leche condensada


         
               Tarta de queso con leche condensada 


Hoy vamos con una tarta de queso. Esta está hecha con leche condensada, una deliciosa tarta, queda muy buena. Las tartas de queso son una maravilla me gustan todassss:)

Esta es una de mis preferidas, es cremosa, suave y con un toque de limón. Y si la acompañamos de una salsa de frambuesas, el postre ya es de 10.





Ya veis que corte tiene la tarta de queso con leche condensada, cremosita y buena. Aunque parece muy contundente por la cantidad de queso y leche que lleva esta tarta da para 8 personas.
Animaros a probarla, os va a gustar!!!!

Ingredientes:

  • 700 gr., de queso de untar
  • 500 gr. de nata para montar
  • 1 bote de leche condensada 370 g.
  • 4 huevos
  • Ralladura de 1 limón ( opcional)
Para la salsa de frambuesas:

  • Frambuesas congeladas 250 gr.
  • 1 limón 
  • Azúcar


Preparación:

Preparamos un molde de 24 cm. Lo untamos todo de mantequilla y lo forramos con papel de horno, la base y los laterales.



En un bol ponemos los ingredientes, empezamos con los huevos, el queso y mezclamos bien.


Seguido introducimos la nata y la leche condensada. Mezclamos.


Por último rallamos un limón, esto es opcional. Y lo incorporamos a la mezcla. Removemos todo.


Pondremos toda la mezcla en el molde.


Introducimos al horno, a 180ºC calor arriba y abajo. Taparemos el molde con papel de aluminio durante 15 minutos, pasado este tiempo lo quitamos y lo dejamos unos 40 minutos mas o menos. Según el horno.





Mientras se hace la tarta, vamos a preparar la salsa de frambuesas. Preparamos los ingredientes.


 En un cazo pondremos las frambuesas y el azúcar con 2 cucharadas de agua, un chorro de limón.

             
                                           

Lo dejamos cocinar hasta que veamos que las frambuesas se hacen. Ha de quedar una salsa espesa.
La pasaremos a una jarrita de servir.

                                         

Cuando esté la tarta de queso sacamos del horno y dejamos enfriar.


Y ya solo queda servirla con la salsa.


Una deliciosa tarta de queso con salsa de frambuesas. ¡¡Toda una delicia!!

Hasta la próxima receta.
MONTSE








martes, 1 de mayo de 2018

Costillas de cerdo al vino blanco



                Costillas de cerdo al vino blanco


Hoy vamos con unas costillas de cerdo al vino blanco, una salsa rica para mojar pan. No se que tendrán las costillas de cerdo que están riquísimas, aunque no me gusta chupetear los huesos hay que reconocer que es mucho más gustosa la carne.

Las costillas de cerdo se pueden preparar de muchas maneras en un guisado están riquísimas, fritas, y con salsa, de muchas maneras. Una carne muy jugosa y sabrosa para preparar estupendos platos.





Esta  receta de costillas de cerdo al vino blanco, es sencilla y muy gustosa, acompañada de unas patatas es el plato ideal, en casa triunfáis. 
Un plato que podéis preparar con antelación y que seguirá igual de bueno.

 Ingredientes:
  • 1 kilo de costillas de cerdo
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 125 ml. de vino blanco
  • 125 ml. caldo o agua
  •  orégano
  • Sal, pimienta
  • aceite
Preparación:

Preparamos todos los ingredientes.



Ponemos sal y pimienta a las costillas.



En una sartén o cazuela ponemos un buen chorro de aceite, cuando esté caliente pondremos las costillas a dorar.


Mientras picamos los dientes de ajo y la cebolla. Cuando la carne esté dorada echamos la cebolla y el ajo, lo dejamos un par de minutos y le sazonamos con el orégano. Removemos.


Incorporamos el vino blanco, lo dejamos un par de minutos se evapore el alcohol y seguido incorporamos el caldo o un vaso de agua, también se le puede añadir una pastilla de caldo.





Lo dejamos cocinar 30 minutos, si se queda seco se le puede añadir mas caldo o agua.



Cuando haya pasado este tiempo, probamos de sal, rectificamos.


Preparamos unas patatas fritas para acompañar. ¡¡¡Y listo!!!


Un rico plato de costillas en salsa al vino blanco.

Hasta la próxima semana

MONTSE

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...