viernes, 27 de marzo de 2020

Patatas fritas al ajillo




                Patatas fritas al ajillo

Hoy os traigo una receta sencilla pero con un resultado  riquísimo. Seguro que vais a sorprender en casa a todos con esta receta de patatas fritas al ajillo.

En casa nunca debe faltar patatas y huevos, eso decía mi abuela y la verdad que las patatas es un alimento que no puede faltar son muy versátiles, podemos hacer tantos platos con ellas diferentes y acompañamientos que es una maravilla.  Es uno de los ingredientes  más económicos que tenemos.

Con ellas podemos preparar ricos platos como guisos, cocidas, fritas, al horno o como estas patatas fritas al ajillo. Un plato que igual nos vale de acompañamiento como de aperitivo.





Este plato de patatas fritas al ajillo es muy sencillo y rápido, aunque ahora algunas personas tenéis más tiempo por las circunstancias por las que estamos pasando, siempre gustan las recetas sencillas, rápidas y con buen resultado como esta receta, lo tenemos todo.

Además ¿a quién no le gusta las patatas fritas? Yo creo que a todo el mundo, es algo tan sencillo pero tan bueno. 
Para esta receta he preparado las patatas fritas, pero si no queréis hacerlas fritas se pueden hacer al horno, el resultado es parecido pero fritas están más buenas, si las escurrís bien de aceite quedan más ligeras.






Ingredientes:


  • 7-8 Patatas
  • 5-6 dientes de ajos
  • 150 ml. de vino blanco
  • Perejil
  • Sal
  • Aceite de oliva


Preparación:

Para hacer las patatas fritas al ajillo, lo primero pelaremos las patatas, las lavamos y las cortamos en cuadrados no muy grandes. Pelamos y picamos los ajos muy pequeño.




Ponemos una sartén o cazuela amplia al fuego con abundante aceite de oliva. Freímos las patatas como las hacemos siempre hasta que queden doradas. Cuando estén las patatas las sacamos y las ponemos en un plato con papel para que absorba el aceite.
Quitamos el aceite de la sartén dejando un par de cucharadas, ponemos la sartén o cazuela a fuego medio, añadimos las patatas y los ajos.




Removemos todo, añadimos el vino blanco. Dejamos reducir el vino.




Seguido añadimos el perejil picado y un poco de sal. Lo dejamos unos minutos cojan el sabor las patatas y apagamos el fuego.





Para acompañar este plato y darle otro toque se le puede poner un poco de pimentón dulce o picante.
Podemos servirlas en la misma sartén que estén bien calientes. Riquísimas!!!!

Montse

loading...

martes, 24 de marzo de 2020

Solomillo de cerdo Strogonoff




             Solomillo de cerdo Strogonoff

Hola s tod@s, antes de hablar de la receta quisiera desearos que vaya bien ante la situación que tenemos, tener paciencia. Aprovechar los que estamos en casa en hacer esas cosas que no podíamos por falta de tiempo y de disfrutar en familia. Para los que tenéis familiares con algún problema desearos lo mejor. Todos juntos lo conseguiremos. #Quédate En Casa


Hoy os traigo una receta muy sencilla, parece que tenga muchos pasos pero es super sencilla y el resultado es delicioso, un solomillo de cerdo Strogonoff. 
La salsa Strogonoff tiene su origen en Rusia, se suele cocinar con ternera en tiras no muy gruesas acompañado de setas. Pero como la cocina evoluciona esta salsa se hace por todo el mundo y con la carne que más te guste.

En esta ocasión la he preparado con solomillo de cerdo, queda riquísimo, en casa nos gusta mucho.






Lo que hace diferente esta salsa es que se le añade vodka a la salsa, un toque diferente a lo que estamos acostumbrados, aquí nosotros somos más de añadir vino blanco. También se le añade en algunas salsas pepinillos pero esto es opcional, esto cambia según la zona.

Un plato riquísimo de solomillo strogonoff que podéis preparar para cualquier ocasión, un día de diario o para una comida de fiesta, es sencilla y rápida de preparar. 
Para acompañar este plato se puede hacer un arroz blanco que le va muy bien.


Vamos con la receta!!!




Ingredientes:
  • 1-2 solomillo de cerdo
  • 1 puñado de champiñones laminados
  • 125 ml. de vodka
  • 200 ml. de nata para cocinar
  • 1 cebolla
  • 2 cucharadas de tomate frito
  • 2 cucharadas de mostaza
  • Pimienta
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación:

Para preparar el solomillo de cerdo strogonoff empezaremos cortando los solomillos en medallones de 1 cm. Lo salpimentamos.
Ponemos una cazuela con un chorro de aceite a fuego fuerte, añadimos los medallones de solomillo y lo doramos por los dos lados, un par de minutos por cada lado. Sacamos y reservamos.
En la misma sartén salteamos los champiñones laminados hasta que estén dorados, sacamos y reservamos.





Picamos la cebolla en juliana, en la misma cazuela donde hemos dorado la carne y los champiñones añadimos la cebolla, si hiciera falta añadimos un poco más de aceite. La dejamos que coja un poco de color. Cuando esté añadimos el vaso de vodka, dejamos evaporar el alcohol 2-3 minutos. Añadimos la nata, removemos y añadimos el tomate, mezclamos todo bien.





Seguido añadimos la mostaza. Mezclamos todo  dejamos cocer un par de minutos. Trituramos la salsa para no encontrar los trozos de cebolla, pero si os gusta se puede dejar sin triturar.
Volvemos añadir la salsa a la cazuela. Añadimos los trozos de solomillo y los champiñones.  Probamos de sal, rectificamos si hace falta. Cocinamos unos 3- 5 minutos para que coja la carne todo el sabor de la salsa. La carne no hay que hacerla mucho, pero eso es a vuestro gusto.





Y listo!!! Un delicioso plato de solomillo de cerdo al Strogonoff.




Montse

martes, 17 de marzo de 2020

Bizcocho de chocolate y almendra




             Bizcocho de chocolate y almendra

Bizcocho de chocolate y almendra, un bizcocho muy jugoso, ideal para acompañar un café. Es uno de los dulces que más me gusta, la combinación de chocolate y almendra me encanta, este tipo de bizcocho me gustan mucho, el toque de la almendra es estupenda le da sabor y deja una masa muy jugosa y tierna.

Este bizcocho es un clásico, hacerlo de chocolate siempre gusta. Podemos añadir a la mezcla de este  bizcocho frutas, frutos secos, pepitas de chocolate para que aún esté más rico....
Esta receta también nos vale para preparar un bizcocho para cumpleaños, se puede poner un molde redondo, cortarlo por la mitad y poner el relleno que os guste nata, mermelada, trufa, frutas....
Y si no con una bola de helado que está muy bueno.






Como veis este bizcocho nos vale como un básico de la cocina, nos vale para muchas preparaciones. Yo en esta ocasión lo he puesto en un molde de coca alargada.

Quién dice que un bizcocho no es saludable? Si lleva mantequilla, lleva azúcar pero no mucha, la almendra le da sabor, el cacao que le he puesto es sin azúcar. Si os gustan los bizcochos no demasiados dulces esta receta es ideal, por el contrario te gusta más dulce ya que el cacao que lleva es más fuerte, añade un poco más de azúcar.  El resto son ingredientes básicos  y es un bizcocho casero. Este bizcocho sale grande da para 6-8 personas.

Rico, sencillo de preparar y casero,  Nos aguanta muy  bien varios días.



Ingredientes:

  • 200 gr. harina de repostería
  • 250 gr. de mantequilla
  • 250 gr. azúcar
  • 50 gr. almendra molida
  • 2 sobres de gasificantes o un sobre de levadura
  • 60-70 gr. de cacao en polvo o chocolate para postres
  • 5 huevos
  • Azúcar glass


Preparación:

Lo primero pondremos el horno a 180ºC, se vaya calentando.  Ponemos la mantequilla unos segundos en el microondas.
En un bol ponemos los huevos, el azúcar y la mantequilla. Lo batimos todo bien. Por otro lado añadimos a la harina la levadura o los gasificantes, la tamizamos.




Una vez tenemos bien batida la mezcla, añadimos la harina de almendra y la harina de repostería. La iremos añadiendo poco a poco e integrándola bien. Seguido iremos añadiendo el cacao en polvo y mezclando.




Una vez está todo mezclado, forramos un molde con papel de horno, o untamos el molde con mantequilla y espolvoreamos un poco de harina. Añadimos la mezcla al molde y metemos al horno. Lo tendremos unos 40 minutos, dependiendo del horno.




Para saber cuando está, pinchamos en el centro del bizcocho, si sale seco estará listo. No lo dejaremos mucho en el horno, si no os quedará seco.  Dejamos enfriar y lo espolvoreamos con azúcar glass.




Y ya estará listo. Espero que os guste!!!

Montse

martes, 10 de marzo de 2020

Lubina en salsa




               Receta de lubina en salsa

Lubina en salsa, una receta con una salsa sencilla y rápida de preparar. A veces no sabemos como preparar el pescado, siempre a la plancha o al horno ya es un poco aburrido sobre todo para los que no les gusta tanto el pescado.

Yo a veces preparo la lubina con una salsita muy sencilla, parecida a la salsa verde, que es rápida y queda un pescado muy bueno y jugoso.
Esta receta de lubina en salsa se puede acompañar con unas patatas o verduras y si os gusta más se pueden añadir unos mejillones, almejas y nos vale para un plato de fiesta muy bueno.





Hoy se encuentra lubina todo el año, pero su mejor temporada la tiene en invierno a partir del mes de diciembre, por eso se utiliza mucho para hacer estupendos platos para las fiestas con este pescado.

La lubina es un pescado semigraso, muy saludable nos aporta calcio y potasio, además de vitaminas y minerales, con una buena proteína. Un pescado fácil de cocinar, si pedís en la pescadería que os la  limpien quitando la espina del centro quedan unos filetes estupendos y sin espinas y así es más fácil de comer.




Ingredientes: Para 2 personas

  • 1 lubina grande o 2 pequeñas
  • 1/2 cebolla
  • 3-4 dientes de ajos
  • 150 ml. de vino blanco
  • 1 cucharada de harina
  • Un puñado de perejil picado
  • Sal, pimienta
  • Aceite de oliva
  • 1 Cayena (opcional)



Preparación:

Empezaremos salando el pescado, pondremos un poco de sal y pimienta. tendremos el pescado limpio y en filetes sin espinas. Picamos la cebolla muy pequeña y los ajos. 
Ponemos una sartén al fuego con un poco de aceite, doramos los filetes de lubina a fuego fuerte y sacamos. Reservamos.
En esa misma sartén con un poco más de aceite añadimos la cebolla y la mitad de los ajos, dejamos dorar, podemos poner una cayena para que esté un puntito picante. Cuando esté dorada la cebolla añadimos la cuchara de harina, removemos dejamos se cocine y añadimos el vaso de vino blanco.






Dejamos reducir el vino unos 2-3 minutos para que se evapore el alcohol. Añadimos los ajos picados y un poco de perejil picado, añadimos un vasito de agua pequeño y dejamos 3-5 minutos se haga la salsa. Probamos de sal.
Añadimos las lubinas, dejamos cocinar 5 minutos, añadimos bastante perejil picado. Iremos moviendo la cazuela con movimientos de vaivén para que se vaya atando la salsa. 





El tiempo de cocinar el pescado variará según lo grande que sean los filetes, pero el pescado se hace enseguida y es mejor cocinarlo poco para que nos quede más jugoso.



Y ya estará listo para comer, en 30 minutos tenemos un plato de pescado muy bueno.

Montse

martes, 3 de marzo de 2020

Buñuelos de viento





               Buñuelos de viento

Buñuelos de viento un dulce típico de Semana Santa. Un dulce riquísimo y sencillo de hacer, si los prepararais en casa vale la pena.

Los buñuelos típicos de Cuaresma y Semana Santa los encontramos en las pastelerías, los suelen hacer los miércoles y los viernes aunque en algunos sitios los tienen toda la semana. También es tiempo de torrijas.
Hay diferentes tipos de buñuelos, estos de viento son esponjosos y quedan como huecos por dentro, se les puede añadir un poquito de anís, o ralladura de algún cítrico para darle más sabor, también se pueden rellenar de crema pastelera, chocolate... Y si os gusta con frutas también están muy buenos.






Los buñuelos se elaboran a partir de una masa de harina, leche y huevos , que se fríen en aceite y se rebozan en azúcar. Se hacen en forma de bolas y suelen hacerse más grandes cuando los freímos.
Hay muchas variaciones de los buñuelos de viento o de Cuaresma que suelen ser una masa más consistente.
Con esta receta salen varios buñuelos que podéis hacer unos cuantos y dejar la masa que os quede y hacerlos al día siguiente ya que los buñuelos están muy buenos recién hechos, pero de un día para otro ya no están igual.





Ingredientes:

  • 150 ml. de leche
  • 100 ml. de agua
  • 150 gr. de harina
  • 50 gr. de mantequilla
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de postre de levadura química
  • 1 pizca de sal
  • 2-3 cucharadas soperas de anís dulce ( opcional )
  • 500 ml. de aceite de girasol
  • Azúcar para rebozar los buñuelos



Preparación:

Para hacer los buñuelos de viento empezaremos poniendo un cazo al fuego con la leche, el agua y la mantequilla. Mientras se calienta lo del cazo cogemos un bol mezclamos la harina con la levadura y una pizca de sal.




Iremos removiendo lo del cazo, cuando esté mezclado añadiremos de golpe la harina, removemos hasta que se despegue la masa de las paredes del cazo. Retiramos del fuego añadimos las cucharadas de anís, lo removemos y dejamos reposar 5 minutos.




Empezaremos añadiendo un huevo, removemos hasta integrarlo bien en la masa, añadimos el siguiente y volvemos a mezclar bien. Para que la masa quede más consistente es mejor dejar la masa reposar 1-2 horas.




Ponemos una sartén con el aceite de girasol a calentar, lo pondremos a fuego medio. Cuando esté caliente con ayuda de dos cucharas iremos cogiendo masa y formar bolitas e iremos echándolas al aceite caliente. Iremos haciendo en tandas pequeñas.




Dejaremos se doren los buñuelos por todos los lados. Los iremos sacando y dejándolos en papel absorbente. Antes de que se enfríen los pasaremos por azúcar.





Conforme los vayamos rebozando en azúcar los iremos poniendo en una bandeja para servir.


Y listo para disfrutar!!!!

martes, 25 de febrero de 2020

Alcachofas en salsa con jamón




   Receta de alcachofas en salsa con jamón


Hoy os traigo unas alcachofas en salsa con jamón, un plato riquísimo.  Me encantan las alcachofas así que cuando están de temporada aprovecho para preparar recetas. Con ellas podemos preparar muchas recetas sanas y con pocas calorías.
Esta receta es sencilla lo más laborioso por decir algo es limpiar las alcachofas, que hay que retirar las hojas y cortarlas, nada más.

Las alcachofas en salsa con jamón es parecido a un guiso de alcachofas y el jamón le da muy buen sabor, también se pueden añadir otros ingredientes que os gusten como por ejemplo unas patatas que se cuezan junto todo y queda un buen guiso.







Esta receta de alcachofas en salsa con jamón es un clásico, un plato sencillo, lleno de sabor y saludable, ideal para las personas que están a dieta, solo tenemos que tener cuidado de no abusar del aceite y nos queda un plato rico en fibra muy diurética y baja en calorías.


También nos vale como plato de acompañamiento o entrante, de aperitivo con especias o si os gusta el picante esta receta le va muy bien poner una cayena cuando se sofría la cebolla, le dará un toque picante muy bueno.

 Un plato de lo más sencillo, la combinación de alcachofas con la cebolla y el jamón es perfecta y combinan muy bien.






Ingredientes: Para 4 personas


  • 6-8 alcachofas
  • 1 cebolla
  • 100 gr. de jamón en taquitos
  • 100 ml. de vino blanco
  • 2 cucharada de tomate frito
  • 1 cucharada de harina
  • 1 pizca de sal
  • 1 limón
  • 1 pizca de pimienta
  • Un chorro de aceite

Preparación:

Empezaremos limpiando las alcachofas. Empezaremos quitando las hojas duras hasta llegar alas que están más blancas y tiernas. Podemos dejar el tronco. Ponemos una cazuela con agua y un chorro de zumo de limón al fuego, cuando estén las alcachofas limpias las podemos cortar por la mitad o en cuartos, las ponemos en la cazuela que se cuezan durante 15 minutos.




Mientras se cuecen  las alcachofas preparamos la salsa. Pelamos y cortamos la cebolla finita. Ponemos una sartén con un poco de aceite, añadimos la cebolla y dejamos pochar a fuego medio.




Cuando tenga un poco de color la cebolla añadimos el jamón. Lo rehogamos todo junto. En un lado añadiremos la harina y removemos para que se cocine un poco la harina.




Añadimos las dos cucharadas de tomate frito, removemos para que mezclen los ingredientes. Incorporamos el vino blanco y dejamos que reduzca el alcohol.




Cuando estén las alcachofas cocidas las sacamos y escurrimos, no tiraremos el agua. Cogemos un vaso del agua de la cocción de las alcachofas y la añadimos a la sartén junto con el sofrito y el jamón. Ponemos las alcachofas en la cazuela añadimos un poco de pimienta. Probamos de sal ya que el jamón es salado, si hace falta ponemos un poco. Dejamos cocer 5 minutos y listo.



A disfrutar!!!

martes, 18 de febrero de 2020

Bizcocho de naranja glaseado




           Bizcocho de naranja glaseado


Bizcocho de naranja glaseado, rico y sencillo. Me encantan los bizcochos y añadirle algo de frutas me gusta mucho ya que quedan mucho más buenos y  jugosos y mucho más saludables.

Preparar bizcochos caseros es una delicia por eso tenemos que utilizar buenos ingredientes. Estamos en época de naranjas y ahora en su mejor momento están muy dulces y llenas de zumo, así que son ideales para hacer bizcochos dan sabor y jugosidad.

Este bizcocho es bueno para una merienda o un desayuno, al llevar naranja nos aporta vitaminas y fibra.






Me encanta añadirle glaseado al bizcocho, por eso le puse un glaseado de naranja que le da mucho más sabor. Además duran mucho más tiempo tierno y jugoso.

El glaseado es fácil de hacer se puede hacer con leche y azúcar glass o con zumo y azúcar glass. Y si no queréis hacer glaseado se puede espolvorear azúcar glas.




Aquí os dejo la receta. Sale un bizcocho o una coca grande.



Ingredientes:


  • 400 gr. de harina
  • 250 gr. azúcar
  • 250 gr. aceite de girasol
  • 2 yogures
  • 2 sobres de gaseosas o 1 sobre de levadura
  • 4 huevos
  • 2 naranjas, la ralladura y el zumo
  • 100 gr. de azúcar glas


Preparación:

Precalentamos el horno a 180ºC. Preparamos los ingredientes para hacer el bizcocho de naranja glaseado.

Rallamos las naranjas y sacamos el zumo de naranja. En un bol ponemos los huevos y el azúcar.



Batimos con una batidora de varillas durante unos minutos hasta que la mezcla quede blanquecina y espumosa. añadimos la ralladura de naranja, añadimos el yogur. Batimos.




Seguido añadimos el aceite de girasol mezclamos, añadimos el zumo de naranja dejando unas cucharadas de zumo de naranja.




Mezclamos la levadura o los sobres de gasificantes con la harina, mezclamos y con un colador o un tamiz iremos añadiendo la harina a la masa en dos o tres veces mezclando poco a poco.




Preparamos un molde para coca, untamos con mantequilla y espolvoreamos harina, añadimos la mezcla. Metemos al horno 40 minutos dependiendo del horno con calor arriba y abajo. Pincharemos en el centro para saber si está listo. Cuando esté sacamos y dejamos templar.




Preparamos el glaseado. Ponemos en un bol el azúcar glas e iremos añadiendo zumo hasta conseguir el punto que nos guste.




Pinchamos con un palillo el bizcocho y cubrimos con el glaseado. Dejamos enfriar y listo.




Un bizcocho riquísimo!!!!

Montse
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...