martes, 4 de agosto de 2020

Helado de pistacho casero




       Helado de pistacho casero

¿Que tal un helado casero?  En esta época del año apetecen comer helados, aunque los podemos comer todo el año. Si son cremosos son un postre muy bueno y apetece después de una comida.
Comer helados siempre nos traen recuerdos de la niñez, por lo menos a mi. Mi abuela tenía un kiosco y estaba deseando que llegara el tiempo de los helados porque le traían la nevera de helados y los domingos era nuestro postre.

Aunque están muy buenos y ahora tenemos más información sobre ellos, no hay que abusar de ellos, sobre todo de los industriales. 





También tenemos la suerte de poder hacerlos en casa con heladera y sin ella. Aunque sean calóricos y con azúcar siempre serán mejor ya que no llevarán aditivos. Los podemos hacer con frutas, zumos, frutos secos....
En esta ocasión lo he preparado de pistacho y muy cremoso, me gusta mucho es ideal como postre o una merienda. Es sencillo de hacer en casa y sin heladera. Me encanta el sabor a pistacho, pero se puede hacer con otros frutos secos.

He utilizado pistachos naturales, ya los venden asín y para acompañar el helado pongo pistachos tostados, pero si no encontráis se pueden poner los tostados para todo.






Espero que lo probéis y os guste.


Helado de pistacho casero

Ingredientes:
  • 250 ml. de nata para montar
  • 200 gr. de leche condensada
  • 3 cucharadas de agua
  • 1 sobre de gelatina ( 6 gramos)
  • 1 cucharada de miel
  • 80 gr. de pistachos molidos 
  • 30 gr. pistachos tostados


Preparación:

Para preparar el helado de pistacho empezaremos poniendo los ingredientes en un vaso batidor. Pondremos los 80 gr. de pistachos, la nata, la miel y la leche condensada. Lo trituramos, podemos dejarlo bien triturado o dejarlo que se note los trozos.




En un bol pondremos las cucharadas de agua con la gelatina unos 5 minutos. Después lo metemos al microondas unos segundos para que quede líquido. Lo añadimos a la mezcla, removemos o trituramos todo otra vez para que se mezcle.




Cuando ya tenemos todo integrado, en este momento se puede poner trozos de pistachos tostados, chocolate.... Yo no puse nada. Ponemos en un molde que pueda ir al congelador, si es de metal mejor, yo puse de cristal la crema de pistacho, tapamos con una tapadera o con papel film y metemos al congelador.

Al cabo de una hora lo sacamos , removemos toda la crema alisamos y volvemos a meter en el congelador, esto se puede hacer otra vez al cabo de otra hora, es para que nos quede cremoso y no se hagan cristales. Y ya lo dejamos unas 8-10 horas en el congelador.




Cuando vayamos a consumirlo lo sacaremos unos 10 minutos antes y servimos. Se puede poner en vasitos, en una galleta, en conos... Lo acompañaremos de pistachos picados.




Os gustará!!!

Montse
loading...

martes, 28 de julio de 2020

Macarrones con atún y tomate


   
           Macarrones con atún y tomate

Hoy os traigo un plato de pasta, unos macarrones con atún y tomate, un plato sencillo y muy bueno. Un plato de pasta no falta por lo menos un día a la semana, sobre todos si hay niños, es el plato que más les gusta. 

La pasta nos da una gran variedad de preparar platos diferentes y variados, además se hacen rápidos y con pocos ingredientes podemos preparar una buena comida.

Este plato de macarrones con atún y tomate lo podemos preparar en muy poco tiempo, para esos días que tenemos pocas ganas de cocinar o poco tiempo, este plato es ideal y encima nos queda un gran plato casero.






Para hacer estos macarrones con atún y tomate necesitamos pocos ingredientes, se utiliza atún en aceite, también puede ser natural y tomate que puede ser triturado, frito o salsa de tomate, lo que tengáis en casa. Ingredientes que siempre tenemos en casa.

Si tienes un poco más de tiempo, puedes poner más verduras al sofrito que dará mucho sabor y es una manera de comer verduras.





¿Os animáis a prepararla?

Ingredientes:

  • 400 gr. de macarrones
  • 1 cebolla
  • 500 gr. de tomate triturado 
  • 3 latas de atún
  • 1 chorro de aceite
  • 1 pizca de sal

Preparación:

Ponemos los macarrones a cocer. Ponemos un cazo con abundante agua y un poco de sal, cuando empiece a hervir añadimos los macarrones, los cocemos unos 8-10 minutos o hasta que estén cocidos. Los escurrimos y reservamos.




En una cazuela preparamos el sofrito. Pelamos y picamos la cebolla, ponemos un poco de aceite en la cazuela, añadimos la cebolla picada y cuando empiece a dorarse añadimos el tomate triturado o tomate frito. Si es triturado lo tendremos más tiempo. Añadimos un poco de sal. Cuando esté el sofrito si no os gustan los tropezones de la cebolla lo trituramos.




Volvemos a poner el sofrito en la cazuela. Abrimos las latas de atún, escurrimos el aceite lo picamos un poco y lo añadimos al sofrito. Removemos todo y lo dejamos unos minutos todo junto.




Ponemos los macarrones en una fuente y añadimos el sofrito, lo mezclamos. Si están fríos los macarrones, añadimos los macarrones a la cazuela y los cocinamos con la salsa unos minutos.




Servimos la pasta bien caliente. Podemos acompañar el plato con un poco de queso rallado.






Montse


martes, 21 de julio de 2020

Tarta de limón con té verde Matcha



       Tarta de limón con té verde Matcha

Hoy os traigo una estupenda tarta de limón con Té Verde Matcha. No hay nada mejor que una rica tarta acompañada de un buen té. Una tarta de limón que no necesita horno y es muy sencilla de preparar. 

La casa https://matchaandco.com/recetas/ me han mandado uno de sus productos té matcha 100% ecológico. Matcha en japones significa " té en polvo" este polvo  procede de las mejores hojas de té verde . 
Este té contiene infinidad de antioxidantes y vitaminas que nos ayuda a mantenernos en forma y a mejorar la salud. 




Este set de té contiene un bote con el té Matcha, una cucharilla medidora y un batidor de bambú. Si queréis ver sobre estos productos aquí os dejo el enlace para que paséis por su blog y veáis su elaboración, sus productos y más recetas.

https://matchaandco.com/todo-sobre-el-matcha





Una tarta de limón riquísima, muy suave, con el toque del merengue con el té Matcha.  Un postre así sorprenderéis a vuestros invitados.

Además es una tarta muy sencilla de preparar que necesita pocos ingredientes.





Tarta de limón con té verde Matcha .

Ingredientes: Molde de 20 cm.

Base de la tarta.

  • 200 gr. de galletas maría
  • 80 gr. de mantequilla 
Relleno de la tarta
  • 500 ml. de nata para montar
  • 100 ml. de zumo de limón
  • 6 hojas de gelatina
  • 50 ml.de agua caliente
  • 120 gr. de azúcar
Merengue
  • 2 claras de huevo
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 cuchara de té matcha

Preparación:

Empezaremos preparando la base de galletas. Trituramos las galletas, ponemos la mantequilla en un bol y la metemos al microondas unos segundos para derretirla, mezclamos  la mantequilla  con las galletas. Vertemos la mezcla en un molde desmontable, cubriendo todo el fondo y parte de los bordes si os gusta, apretaremos bien las galletas con la ayuda de una cuchara. Metemos el molde en la nevera.




Ponemos las hojas de gelatina en un bol con agua fría, las dejamos unos 5 minutos, en otro bol ponemos los 50 ml. de agua caliente y cuando haya pasado el tiempo de la gelatina la añadimos al agua caliente, removemos hasta que se deshaga.




Preparamos el relleno  de la tarta. La nata la pondremos 10 minutos antes de utilizarla al congelador, para que esté bien fría. Exprimimos los limones. Ponemos la nata en un bol, empezamos abatir e iremos añadiendo el azúcar. Cuando esté semi montada  añadiremos el zumo de limón seguimos batiendo, añadimos el agua donde hemos desecho la gelatina que ya estará fría o templada y lo añadimos a la nata, terminamos de montar la nata.






Sacamos el molde de la nevera, incorporamos la crema en el molde. Alisamos la superficie de la tarta y la metemos a la nevera unas 5-6 horas o de un día para otro.
Cando esté sacamos la tarta y des moldamos.





Preparamos el merengue, esto hay que hacerlo casi cuando vayamos a comer la tarta. Ponemos las claras en un bol. Empezamos abatir, añadimos las 2 cucharadas de azúcar ( si os gusta dulce poner más azúcar). Seguimos batiendo cuando las claras ya empiecen a montarse añadimos una cuchara de té matcha, volvemos a batir, el color verde será según la cantidad que pongamos de té.
Una vez está el merengue montado  lo ponemos en la base de la tarta de limón y lista para comer!!!






Ya solo queda comer la tarta con una taza de té verde matcha





A disfrutar!!!

Montse

martes, 14 de julio de 2020

Pimiento rellenos de carne al horno




           Pimientos rellenos de carne al horno

Hoy os traigo unos pimientos rellenos de carne al horno, riquísimos y sencillos de preparar. Estamos en época de pimientos, aunque tenemos todo el año la mejor temporada es la de verano, tienen muy buen sabor y tiernos. 
Siempre me han llamado la atención verlos de otros colores que no sean rojos, están los verdes y los amarillos, los venden en paquetes con los tres colores, están igual de buenos.

Llegando la época de verano apetecen hacer platos donde las verduras estén presentes, se pueden hacer muchísimos platos muy buenos con las verduras y así introducirlas en la comida cada día.





Estos pimientos llevan un relleno muy sencillo, se pueden hacer de muchos rellenos y poner la carne que más os guste, yo para darle un poco más de jugosidad y ese toque que gusta le puse el queso mozarella, aunque se puede poner otros quesos o ninguno. También si os gusta en el relleno de carne se le puede poner bacon ahumado, jamón salado... 

Este relleno seguro que os va a gustar, quedan muy buenos y jugosos, si os gustan los pimientos asados esta receta es genial.
Sobre todo para una comida, entrante o una  cena con amigos o familia vais a quedar muy bien y tendréis mucho éxito.

Los podéis tener preparados con tiempo y meterlos al horno un poco antes de la cena. También se puede hacer una salsa de tomate para acompañarlos, pero a mi me gustan asín, ya suelta una salsita de la carne y el agua de los pimientos.




Pimientos rellenos de carne al horno.

Preparación:

  • 6 pimientos 
  • 600 gr. de carne picada mezclada ( ternera,cerdo)
  • 1 puerro
  • 1 cebolla
  • 150 gr. de tomate frito o triturado
  • 200 vaso de vino blanco
  • 1 trozo de mozarella fresca  ( opcional)
  • Aceite
  • Sal
  • Pimienta


Preparación:

Empezaremos lavando el puerro, lo troceamos, pelamos la cebolla y la cortamos en trozos pequeños. Ponemos una cazuela amplia con un buen chorro de aceite, añadimos el purro y la cebolla a fuego medio que se vaya pochando. 
Por otro lado lavamos  los pimientos y secamos, cortamos la base que será la tapa del pimiento. Con ayuda de un cuchillo con puntilla , retiramos todas las pepitas y las partes blancas con cuidado de no romper el pimiento. Los ponemos en una fuente para horno y reservamos.





Cuando estén pochadas las verduras vamos añadiendo la carne picada. La vamos salteando hasta que coja color. Añadimos el vaso de vino blanco, lo dejamos reducir unos 3-4 minutos. Añadimos el tomate frito, un poco de sal y pimienta. Removemos todo y dejamos cocinar a fuego medio unos 10 minutos.





Encendemos el horno a 180ºC.  que se vaya calentando. Mientras vamos rellenando los pimientos con la carne. Troceamos el queso mozarella y ponemos por encima de cada pimiento relleno.
Ponemos las tapas de los pimientos, metemos al horno y los dejamos entre 30-40 minutos según el horno, o hasta que veáis que los pimientos están dorados.





Una vez están los pimientos rellenos asados los sacamos. Y listos para comer.





A disfrutar!!!

Montse

martes, 7 de julio de 2020

Calamares rebozados



   
           Calamares rebozados

¿Como preparar unos buenos calamares rebozados? Preparar unos buenos calamares rebozados en casa es difícil, a mi me encantan y cuando vamos de tapas siempre me gusta pedir calamares a la romana o rebozados, pero a veces me llevo un buen chasco ya que te ponen calamares de los que venden congelados y me da mucha rabia. Donde se ponga un buen calamar rebozado que se quite todo, así que voy probando en casa diferentes rebozados.

Los calamares rebozados son un buen tapeo o un buen plato como segundo o como son muy típicos en Madrid comer un bocadillo de calamares que bueno!!!!
Se puede utilizar un buen calamar o anillas que las venden para hacerlas rebozadas.





Los calamares es un plato típico de toda la zona del mediterráneo, en muchos países se acompañan de salsas, en la zona del sur por la parte de Andalucía son muy típicos comerlos a la plancha o rebozados a la andaluza o a la romana .

La elaboración de este plato es sencillo, solo necesitamos unos buenos calamares que se limpian fácilmente y se cortan en anillas.  Luego se fríen en abundante aceite de oliva, si tenéis freidora mejor, pero si no utilizar una cazuela o una sartén alta.

Para unos buenos calamares el rebozado es muy importante, hay muchas maneras de prepararlos, pero hoy os traigo una manera que preparé hace unos días y que gustaron en casa bastante. Sobre todo que queden crujiente, ya que a veces el error de ponerlos en un plato con papel de cocina para que suelten el aceite es lo que hace que el rebozado se ablande.




Aquí os explico como hacer estos ricos calamares rebozados, seguro que volveréis a hacerlos.

Calamares rebozados.

Ingredientes:


  • 500 gr. de calamares o anillas de calamar
  • 150 gr. de harina
  • 1 cucharada de postre de bicarbonato
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cerveza
  • Sal
  • Aceite de oliva


Preparación:

Lo primero limpiaremos los calamares, aunque en la pescadería los limpian, los terminaremos de limpiar por dentro para que no quede nada, es muy molesto encontrarte telillas. Los secamos bien con un papel de cocina. Les añadimos un poco de sal y los dejamos en la nevera hasta la hora de hacerlos.

Tendremos un rato el bol en la nevera con la harina que esté bien fría, sacamos y añadimos la sal y el bicarbonato. Tendremos la cerveza bien fría a ser posible la pondremos antes de utilizarla unos 10-15 minutos en el congelador.
Sacamos la cerveza del congelador añadimos un poco y mezclamos.





Seguido vamos añadiendo más cerveza, hasta que nos quede una masa como una bechamel ni muy pesa ni muy ligera, tirando a espesa.




Ponemos una sartén alta con abundante aceite de oliva, ha de estar bien caliente pero que no llegue a echar humo, la temperatura máxima a de ser de 180º. 
Vamos añadiendo los aros de calamar en la masa en tandas.




Los pasamos bien por la masa y escurrimos.




Vamos echando a la sartén en tandas pequeñas 3-4 piezas para que no se baje la temperatura del aceite. Freímos por un lado y cuando veamos están un poco dorados les damos la vuelta y dejamos que se termine de dorar.





Tendremos preparado una rejilla encima de un plato. Cuando vayamos sacando los calamares los iremos poniendo en la rejilla para que suelten el aceite. (Si el aceite está bien caliente no cogen mucho aceite los calamares). De esta manera escurren y la masa no se ablanda y quedan crujiente.




Una manera de saber si la masa está bien o necesita más harina es echar un calamar rebozado a freír, si cuando está frito el calamar sale el rebozado despegado o trozos sin rebozado como se ve en la foto uno de ellos, es que necesita  más de harina. Entonces se puede ir echando una cucharada de harina, mezclar y volver a hacer la misma operación.



Como veis no lleva ni colorante ni huevo y quedan con color y con una buen rebozado crujiente, el truquito que me dijeron de la rejilla es ideal y que siempre la masa esté bien fría, si tenéis que preparar bastantes para que siga fría poner debajo del bol otro bol con cubitos de hielo.



Ya solo queda disfrutar de este rico aperitivo que hay comerlos enseguida una vez estén hechos.

Espero que os gusten. Ya me diréis si os gustan y si sabéis hacerlos de otra manera que queden buenos decírmelo para probarlos.

Que aproveche!!!

Montse
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...