Mahalabia, natillas árabes


Mahalabia, o natillas árabes, un postre de natillas sin huevo, un sabor suave, aromático y muy buenas. El sabor suave y ligero se lo da el agua de azahar. 

La mahalabia se preparan en varios países de Oriente Medio especialmente en el Líbano, tiene algunas variantes según el sitio y se llaman de diferente manera según el país. Igual que el sabor el agua de azahar es muy utilizado en estos países, también se le pone agua de rosas que da sabor y aroma y para terminar el toque de miel, esto es a gusto.


Estas natillas son ricas y muy cremosas, quedan más densas que nuestras natillas, ya que no llevan huevo, lo que espesa estas natillas es la harina de maíz. 

Para acompañar estas natillas se le pone frutos secos, muy típico de estos países, le va muy bien cualquier fruto seco, el pistacho le queda muy bien. La miel también se le pone si te gusta,  no es necesario echar, pero le da ese toque diferente.

Aquí os dejo este postre muy rico, sencillo y rápido de preparar.


Ingredientes:

  • 800 ml. de leche
  • 100 gr. de azúcar
  • 80 gr. de harina de maíz ( Maicena)
  • 2 cucharadas soperas de agua de azahar
  • 5-6 cucharadas de miel
  • Frutos secos, pistachos, nueces....

Preparación:

  1. Lo primero pondremos 500ml. de leche y el azúcar en un cazo, lo ponemos a fuego medio a calentar y removemos hasta que se haya disuelto el azúcar. Añadimos las dos cucharadas de agua de azahar.
  2. Por otro lado  en un bol ponemos el resto de la leche y añadimos la harina de maíz, removemos y mezclamos hasta que la harina de maíz se haya disuelto por completo, sin que queden grumos.           
       

  3. Bajamos el fuego de el cazo con la leche y añadimos la leche con la harina de maíz, mezclamos y lo ponemos a fuego medio, removemos hasta que la crema empiece a espesar. Lo dejamos cocinar un par de minutos con cuidado no se pegue en el fondo de la cazuela.                                      

  4. Pasamos la crema a unos vasitos para servir. Metemos en la nevera un mínimo de una hora o hasta la hora de servir.
  5. Pelamos y picamos los pistachos, a la hora de servir ponemos un puñadito de pistachos picados y una cucharadita de miel al gusto.  Servimos!!!                                                                                      
        

  6.  A disfrutar!!!                            

Montse

CONVERSATION

4 comentarios

  1. espectaculares!! pedazo receta, me parece que estas natillas deben ser exquisitas

    ResponderEliminar
  2. Me recuerdan a la leche frita, antes de freirla jajaja, seguro que me gustarán estas natillas, fijo que si! besos!

    ResponderEliminar
  3. Ricas deben estar y hay que pensar en las intolerancias, por ejemplo al huevo, que cada vez se ven más. A mi me han encantado.
    Bss

    ResponderEliminar
  4. Han de estar muy ricas, el agua de azahar le aporta un sabor muy oriental y los pistachos me encantan.
    Besos.

    ResponderEliminar

SUBIR