Tarta de chocolate y queso sin horno


Con estos calores solo apetecen cosas fresquitas y nada de encender el horno. Por eso hoy os traigo una tarta de chocolate y queso, no necesita horno y es muy sencilla de preparar. Además está buenísima la combinación de chocolate y la tarta de queso es fabulosa muy suave. 

Una tarta que aunque parece empalagosa no lo es, el chocolate lleva poco azúcar y es chocolate negro y la parte de arriba es de queso y está muy rica, también lleva poco azúcar.

Una rica tarta de chocolate siempre apetece y sienta de maravilla.                                                                 

Para hacer las cremas también he utilizado la nata sin lactosa ya que en casa hay quienes no pueden tomar lactosa y ya voy haciendo todo lo que puedo sin lactosa.

Aquí os dejo este capricho de tarta, que de vez en cuando apetece. 

Una tarta que si la hacéis de un día para otro estará lista y más buena.                                                         


Ingredientes:

  • 150 gr. de galletas
  • 80 gr. de mantequilla
  • 6 cucharadas de azúcar 
  • 1 litro de nata
  • 200 gr. de queso crema
  • 10 hojas de gelatina
  • 1 tableta de chocolate negro para fundir
  • Frutas para acompañar ( fresas, arándanos, frutas del bosque...)

Preparación:

  1. Lo primero pondremos a hidratar la gelatina en agua fría unos 10 minutos. Ponemos 6 hojas con agua por un lado y 4 por otro. Por otro lado cogemos las galletas y las trituramos.
  2. Pasamos las galletas trituradas a un bol, metemos la mantequilla al microondas unos segundos y la fundimos, la añadimos a la galleta molida y la mezclamos bien.
  3. Forramos la base de un molde de 20 cm,  con papel vegetal, untamos todo con un poco de mantequilla. Cubrimos  con la masa de galletas el molde apretando con la base de un vaso para que quede bien compacto. Metemos en la nevera unos 30 minutos.                                                     
           

                  
      

  4. En un cazo ponemos 600 ml. de nata a calentar con tres de cucharas de azúcar ( se puede poner más), removemos hasta que se deshaga a fuego medio. Picamos el chocolate, lo añadimos al cazo e iremos removiendo hasta que quede bien desecho el chocolate.
  5. Cogemos 6 hojas de gelatina y las escurrimos bien, las añadimos al cazo con la crema de chocolate y removemos hasta que se disuelvan. Sacamos el molde de galletas de la nevera, añadimos con cuidado  el chocolate, volvemos a meterlo a la nevera.                                                  
       
      

  6. Preparamos la crema de queso, en un cazo ponemos los 400ml. de nata a calentar con dos cucharas de azúcar ( se puede poner más), incorporamos el queso crema y removemos hasta que esté todo mezclado. Escurrimos las 4 hojas de gelatinas y las añadimos a la crema de queso, mezclamos. Dejamos temple la crema unos minutos.
  7. Sacamos la tarta con el chocolate de la nevera, echamos por encima la crema de queso, metemos a la nevera 3-4 horas o hasta el día siguiente, así estará mucho más buena.                                        
       

  8. Cunado vayamos a sacar la acompañamos con frutas como fresas, frutas del bosque, arándanos...

                                         



Montse


CONVERSATION

2 comentarios

  1. Es muy golosa, la combinación queso-chocolate es buenísima, pero tiene mucho peligro porque se come sin sentir y si además no está muy dulce entra todavía mejor. Hay que hacerla cuando tenemos gente, así las porciones son más pequeñas, sería un delito no probarla.
    Bss

    ResponderEliminar
  2. En estos días en que no apetece nada pero que nada encender el horno, este tipo de postres son una bendición porque con o sin calor seguimos siendo igual de golosos, ¿verdad?
    Besos y feliz fin de semana,
    Palmira

    ResponderEliminar

SUBIR