Fettuccine Alfredo

 


Fettuccine Alfredo, un plato tradicional italiano de pasta con una salsa rica y sencilla. La salsa Alfredo es una rica salsa, cremosa y con un buen toque de queso parmesano.

Este plato se hizo famoso en un restaurante en Roma, el propiedad de Alfredo di Lelio. Al principio esta salsa solo se hacía con mantequilla y un poco de queso, pero como todas las recetas se han ido mejorando,  ahora se hace mucho más buena y enriquecida añadiendo nata, en algunos sitios le ponen algunas hierbas. 


Una salsa muy cremosa, su elaboración es muy sencilla, es ideal para acompañar cualquier plato de pasta, carnes, pescado e incluso verduras. También se puede hacer este plato de pasta con carne picada o trozos de pollo, gambas y la salsa Alfredo.  

En Estados Unidos se consume mucho los Fettuccine Alfredo y se utiliza la salsa para preparar muchos platos.


Esta salsa Alfredo se hace con mantequilla, le da sabor y cremosidad al plato, pero si no te gusta se puede añadir aceite de oliva ya que la nata y el queso ya le da cremosidad.

Una receta que en muy poco tiempo la tenéis lista. Lo ideal es preparar la salsa mientras se cocina la pasta.

Ingredientes:

  • 400 gr. de fettuccine fresca
  • 50 gr. de mantequilla o aceite de oliva
  • 2 dientes de ajos
  • 400 ml. de nata para cocinar
  • 100 gr. de queso parmesano rallado
  • Un poco de sal
  • Pimienta o nuez moscada
  • Perejil

Preparación:


  1. Cocinamos la pasta en una olla grande con agua y sal, seguiremos las instrucciones del fabricante dejándola aldente. Antes de escurrir la pasta cogeremos un vaso del agua de hervirla y reservamos.                                                                                                                                             
  2. Preparamos la salsa Alfredo mientras se cuece la pasta. En una cazuela o una sartén ponemos la mantequilla a fuego medio bajo, que no se queme, añadimos los ajos muy picados y dejamos se infusione el ajo en la mantequilla muy suave.
  3.  Lo tendremos unos 3-4 minutos. Añadimos la nata, mezclamos y dejamos cocinar unos 2-3 minutos, añadimos una parte del queso, removemos,  dejamos se cocine y añadimos el resto de queso rallado, dejamos cocinar hasta que el queso esté bien derretido en la crema.                     
  4.      
        


  5. Una vez está  la salsa, si la vemos muy densa iremos añadiendo un poco del agua de cocer la pasta hasta dejarla a nuestro gusto. Probamos de sal, rectificamos y añadimos un poco de pimienta o nuez moscada.
  6. Cuando esté la pasta  añadimos la pasta a la cazuela donde tenemos la salsa, mezclamos bien. Si hay mucha salsa se puede sacar antes de añadir la pasta un poco en una salsera.                                      

  7. Picamos el perejil y lo espolvoreamos por la pasta.

        

Montse


CONVERSATION

5 comentarios

  1. Es un gran clásico y por algo lo será, ¿verdad? Super rico y tan sencillo que da gusto!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  2. A mi hija le encanta esta salsa con pasta corta, si por ella fuera, es lo único que comería en la vida jaja, se ve deliciosa con los fettuccine, ya me dió hambre ;) Besos!

    ResponderEliminar
  3. No me extraña que triunfe esta salsa y además nos sirve para más platos. Debe estar muy buena. Bss preciosa y feliz finde!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola Montse! Hemos coincidido, esta semana las dos hemos compartido pasta, y además muy similar, aunque con elaboraciones muy diferentes. Este plato de fettuccine me parece riquísimo, para disfrutar en la mesa.😋😋
    Feliz jueves. Bstes.😘

    ResponderEliminar

SUBIR