Tarta de calabaza sin horno

 


Tarta de calabaza sin horno, riquísima tarta muy sencilla de preparar. El otoño nos trae de temporada la calabaza, buenísima ideal para platos dulces o salados. Ahora empezamos a consumirla mucho más y preparamos muchos platos, la calabaza da muy buen sabor y es dulce y suave.

Aunque la calabaza está asociada a Halloween, ya que en Estados Unidos en estas fechas son muy utilizadas, la consumen para muchos platos, como galletas, bizcochos, cheesecake... También la utilizan mucho en Acción de gracias y en Navidad.

Pero la verdad que la podemos encontrar todo el año, la calabaza da mucha cremosidad a cualquier plato de puré, cremas, tartas ...                                                                                                                                                                                                                                                                                                     


La tarta que hoy os propongo es una tarta de calabaza sin horno, acompañada de chocolate y un poco de nata montada, está riquísima y gustó mucho en casa. Ya la he preparado unas cuantas veces, algunas la tarta sola, otras cubriendo toda la base de chocolate, también se pueden añadir especias para dar ese toque tan bueno de la canela, la nuez moscada...

Si la probáis seguro que os va a encantar, tan cremosa y suave. Además si la hacéis de un día para otro aún estará más buena.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                   


Rica, cremosa y acompañada de nata montada o chocolate la tarta aún mucho mejor. Para una fiesta o celebración quedaréis muy bien.


Ingredientes:

  • 300 gr. de calabaza cocida
  • 1 rulo de galletas
  • 100 gr. de mantequilla fundida
  • 200 gr. de queso de untar
  • 4 cucharadas de azúcar moreno
  • 4+2 cucharadas de azúcar blanca
  • 250 gr. de nata para montar
  • 4 hojas de gelatina
  • 200 gr. e chocolate fundir
  • 50 ml. de nata para montar


Preparación:

  1. Lo primero coceremos la calabaza, se puede cocer en el microondas o asarla en el horno. Seguido ponemos las galletas en un robot y las picamos, las pasamos a un bol,  añadimos la mantequilla , mezclamos todo bien. Cubrimos el fondo de un molde de unos 20-22 cm. con la masa de galletas, con ayuda de una cuchara iremos aplastando bien las galletas para que quede bien compacta la masa. Metemos a la nevera.                                                                                                                          
        

  2. En un bol ponemos agua con las hojas de gelatina, las dejamos unos 10 minutos. Por otro lado ponemos en un bol la 50 ml de nata y en otro los 200 ml. en este añadiremos 2 cucharadas de azúcar y batimos la nata.                                                                                                                             

          

  3. En otro bol ponemos la calabaza en puré, el azúcar blanco y el azúcar moreno, el queso de untar, lo mezclamos bien con una batidora.  En el bol con los 50 ml. de nata, la calentamos un poco en el microondas y añadimos las hojas de gelatina, removemos hasta que las hojas queden disueltas.
  4. Incorporamos a la masa la mezcla de la gelatina y la nata montada poco a poco hasta que quede todo bien incorporado. Sacamos el molde de la nevera y añadimos toda la mezcla. Metemos a la nevera unas 3-4 horas.                                                                                                                                  



  5. Preparamos el chocolate, ponemos en un bol el chocolate troceado y la nata, lo vamos metiendo en el microondas poco a poco hasta que esté desecho.
  6. Sacamos la tarta de la nevera y ponemos en chocolate por la superficie o alrededor de la tarta, la volvemos a meter en la nevera una hora más.                                                                                             
         

  7. A la hora de servirla podemos montar un poco de nata para acompañar la tarta.
  8. A disfrutar!!!

                  

Montse

CONVERSATION

4 comentarios

  1. A mi, que soy una incondicional de la calabaza, esta tarta me tiene gustar horrores.
    Bss

    ResponderEliminar
  2. Hay que reconocer que solo viendo el corte ya se apetece comer un trozo de esta rica tarta, te ha quedado con muy buen aspecto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Uffff, esta que se sale, que delicia¡¡¡, besos

    ResponderEliminar
  4. Hola Montse! Es tiempo de calabaza y hay que aprovecharla de todas formas y maneras y esta tarta se ve riquísima y si le colocamos chocolate aún más, el corte luce muy cremoso, perfecto. Qué ganas de probar un trocito. Besos!

    ResponderEliminar

SUBIR