Lasaña de calabacín y carne keto


Hoy os traigo un clásico, una lasaña, pero con un cambio, una lasaña de calabacín y carne keto. La lasaña que hoy os propongo lleva más verdura, cambio la pasta por láminas de calabacín, queda muy buena y mas ligera, así comemos más verduras.

Esta receta es keto para personas que hagan la dieta o que quieran recetas bajas en hidratos. Pero aunque no hagas dieta también es estupenda. Pero ahora con las alergias y las intolerancias a veces hay que ir cambiando los hábitos, eso me ha pasado a mi, ya que en casa lo tengo, intolerantes a la lactosa y al gluten. Entonces has de ir cambiando la manera de cocinar, menos mal que hoy podemos encontrar de todo, para hacernos la vida más fácil.                                                                                                                                                                                                                                                                                     


 Aparte de sustituir la pasta por calabacín, también he cambiado la bechamel por esta salsa de queso, es una delicia y queda muy buena, el resultado de la lasaña ha sido fantástica, ya la he preparado un par de veces y nos ha gustado mucho.

Lo que más destaca de esta lasaña es el calabacín, una verdura muy buena, que suele gustar bastante a todos, el relleno es sencillo una carne picada y salsa de tomate y la bechamel de queso. Una lasaña con la misma textura y sabores que la tradicional.                                                                                                                                                                                                                                                                         



Aquí os dejo la receta que seguro vais a repetir: 

Ingredientes:

  • 2-3 calabacines
  • 500 gr. de carne picada mixta
  • Salsa de tomate ( frito o triturado)
  • 2 bolas de Mozzarella fresca
  • Pimienta
  • Orégano ( opcional)
  • Aceite

Bechamel de queso:

  • 300 ml. de nata 
  • 80-100 gr. de queso cremoso de untar
  • Nuez moscada
  • Sal
  • Queso rallado

Preparación:

  1. Lo primero lavaremos el calabacín, cortamos las puntas y cortamos en láminas. Con una mandolina quedan muy bien las láminas. Las salamos.
  2. Calentamos una plancha o una sartén con muy poquito aceite y cocinamos a la plancha las láminas de calabacín 2-3 minutos por cada lado. Reservamos.                                                                 


  3. En una cazuela ponemos un chorro de aceite de oliva, añadimos la carne y la doramos con un poco de sal y pimienta. Lo dejamos cocinar unos 10 minutos.
  4. Añadimos la salsa de tomate, la que os guste. Probamos de sal y pimienta y añadimos un poco de orégano si te gusta. Lo cocinamos unos 5 minutos y listo.
  5. Preparamos la lasaña, en una fuente para horno, pondremos una capa muy fina de tomate frito en la base, encima pondremos una capa de calabacín, encima una capa de carne y encima trocitos de queso mozzarella. 
  6. Volvemos con otra capa de calabacín, carne y queso, la última será de calabacín.                                         
      

  7. Preparamos la bechamel de queso, en un cazo pondremos la nata y el queso, a fuego medio iremos removiendo hasta que el queso quede desecho. Añadimos un poco de sal y nuez moscada, probamos y si está a nuestro gusto apagamos. Si te gusta con más queso se la puedes añadir o añadir un poco de leche para que quede más ligera.
  8. Cubrimos la lasaña con la salsa de queso, ponemos una capa de queso rallado. Gratinamos en el horno y listo para comer!!!                                                                                                                              
        

  9. Deliciosa lasaña que repetirás.
                



Montse





CONVERSATION

4 comentarios

  1. La lasaña la preparo más de una vez con berenjena porque queda muy buena también, pero pienso probar con calabacín porque te ha quedado estupenda. Lo que desde luego prepararé es esa bechamel de queso que se las promete más que rica.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. He preparado varias veces lasaña con láminas de calabacín y lo bueno es que nadie echa a faltar la pasta ;o)
    Si hay que ir adaptándonos a lo que surja en cada casa!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  3. Pinta muy rica y además como dices comemos más verduras. Besitos!

    ResponderEliminar
  4. Hola Montse, cuando trabajamos durante la semana fuera de casa, toca el domingo visitar las cocinas amigas.
    Yo soy una entusiasta de la lasaña, bueno, en casa todos somos unos entusiastas de la lasaña. Utilizar láminas de calabacín o berenjena, da igual, está riquísima. El relleno que le has preparado a la lasaña va cargado de sabor, riquísimo, seguro que desapareció en un plis-plas.😋😋
    Feliz semana.😘

    ResponderEliminar

SUBIR