martes, 7 de julio de 2020

Calamares rebozados



   
           Calamares rebozados

¿Como preparar unos buenos calamares rebozados? Preparar unos buenos calamares rebozados en casa es difícil, a mi me encantan y cuando vamos de tapas siempre me gusta pedir calamares a la romana o rebozados, pero a veces me llevo un buen chasco ya que te ponen calamares de los que venden congelados y me da mucha rabia. Donde se ponga un buen calamar rebozado que se quite todo, así que voy probando en casa diferentes rebozados.

Los calamares rebozados son un buen tapeo o un buen plato como segundo o como son muy típicos en Madrid comer un bocadillo de calamares que bueno!!!!
Se puede utilizar un buen calamar o anillas que las venden para hacerlas rebozadas.





Los calamares es un plato típico de toda la zona del mediterráneo, en muchos países se acompañan de salsas, en la zona del sur por la parte de Andalucía son muy típicos comerlos a la plancha o rebozados a la andaluza o a la romana .

La elaboración de este plato es sencillo, solo necesitamos unos buenos calamares que se limpian fácilmente y se cortan en anillas.  Luego se fríen en abundante aceite de oliva, si tenéis freidora mejor, pero si no utilizar una cazuela o una sartén alta.

Para unos buenos calamares el rebozado es muy importante, hay muchas maneras de prepararlos, pero hoy os traigo una manera que preparé hace unos días y que gustaron en casa bastante. Sobre todo que queden crujiente, ya que a veces el error de ponerlos en un plato con papel de cocina para que suelten el aceite es lo que hace que el rebozado se ablande.




Aquí os explico como hacer estos ricos calamares rebozados, seguro que volveréis a hacerlos.

Calamares rebozados.

Ingredientes:


  • 500 gr. de calamares o anillas de calamar
  • 150 gr. de harina
  • 1 cucharada de postre de bicarbonato
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cerveza
  • Sal
  • Aceite de oliva


Preparación:

Lo primero limpiaremos los calamares, aunque en la pescadería los limpian, los terminaremos de limpiar por dentro para que no quede nada, es muy molesto encontrarte telillas. Los secamos bien con un papel de cocina. Les añadimos un poco de sal y los dejamos en la nevera hasta la hora de hacerlos.

Tendremos un rato el bol en la nevera con la harina que esté bien fría, sacamos y añadimos la sal y el bicarbonato. Tendremos la cerveza bien fría a ser posible la pondremos antes de utilizarla unos 10-15 minutos en el congelador.
Sacamos la cerveza del congelador añadimos un poco y mezclamos.





Seguido vamos añadiendo más cerveza, hasta que nos quede una masa como una bechamel ni muy pesa ni muy ligera, tirando a espesa.




Ponemos una sartén alta con abundante aceite de oliva, ha de estar bien caliente pero que no llegue a echar humo, la temperatura máxima a de ser de 180º. 
Vamos añadiendo los aros de calamar en la masa en tandas.




Los pasamos bien por la masa y escurrimos.




Vamos echando a la sartén en tandas pequeñas 3-4 piezas para que no se baje la temperatura del aceite. Freímos por un lado y cuando veamos están un poco dorados les damos la vuelta y dejamos que se termine de dorar.





Tendremos preparado una rejilla encima de un plato. Cuando vayamos sacando los calamares los iremos poniendo en la rejilla para que suelten el aceite. (Si el aceite está bien caliente no cogen mucho aceite los calamares). De esta manera escurren y la masa no se ablanda y quedan crujiente.




Una manera de saber si la masa está bien o necesita más harina es echar un calamar rebozado a freír, si cuando está frito el calamar sale el rebozado despegado o trozos sin rebozado como se ve en la foto uno de ellos, es que necesita  más de harina. Entonces se puede ir echando una cucharada de harina, mezclar y volver a hacer la misma operación.



Como veis no lleva ni colorante ni huevo y quedan con color y con una buen rebozado crujiente, el truquito que me dijeron de la rejilla es ideal y que siempre la masa esté bien fría, si tenéis que preparar bastantes para que siga fría poner debajo del bol otro bol con cubitos de hielo.



Ya solo queda disfrutar de este rico aperitivo que hay comerlos enseguida una vez estén hechos.

Espero que os gusten. Ya me diréis si os gustan y si sabéis hacerlos de otra manera que queden buenos decírmelo para probarlos.

Que aproveche!!!

Montse

6 comentarios:

  1. Conseguir que el rebozado quede perfecto en unos calamares no es tarea fácil, seguiré tus consejos porque a ti te han quedado impecables. Que ricos por favor!
    Bss

    ResponderEliminar
  2. Hola Montse! me apunto a una tapa, que ricos que son :)
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Los calamares rebozados me gustan mucho y a ti se ve que te han quedado muy ricos... Besos

    ResponderEliminar
  4. Montse, hoy me has dado en uno de mis puntos débiles, pues los calamares rebozados me pirran, y es verdad que cuando pides una tapa en un bar y me los dan congelados me da rabia. Ya veo que a ti con esta manera de cocinarlos te quedan de miedo

    Abrazos y buen fin de semana!!!

    ResponderEliminar
  5. Cuando son frescos los calamares y el rebozado bien hecho son un manjar exquisito, la única manera de comer calamares que le gusta a mi hija :o) Por algo será jajaja
    Besos y feliz fin de semana, aprovecho para desearte unas muy felices vacaciones que ya toca descansar para nosotros ;o)
    Palmira

    ResponderEliminar
  6. Yo también los hago así y me encantan!!
    Besos

    ResponderEliminar

loading...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...