Tarta tatín de manzana


Tarta tatín de manzana, un clásico de cocina francesa. Una tarta que se hace al revés, como explica la historia de la tarta. Una receta tradicional que no pasa nunca.

Las tartas de manzana siempre son un acierto, con ellas siempre se triunfan, son jugosas y muy buenas. Las manzana cocidas son ligeras, más digestivas y suaves. Podemos preparar infinidad de tartas con manzanas. 

La conocida tarta tatín es de manzana, pero como todo se va innovando también se preparan con otras frutas que quedan igual de buena.                                                                                                                         


Para hacer la tarta tatín se puede utilizar las manzana que más te gusten, pero que sean fuertes ya que hay que cocinarlas, la mejor para esta tarta es la golden. El resultado es genial, la mezcla de caramelo manzana y hojaldre es una maravilla, está riquísima, jugosa y con el toque crujiente. Que más se puede pedir de una tarta!!!

La podemos comer templada o fría, puede aguantar un par de días. Se puede acompañar la tarta con una bola de helado bien fría o con un poco de nata.                                                                                                   


Una tarta para sorprender a toda la familia.

Variaciones y consejos : Se puede cambiar la masa de hojaldre por masa quebrada, si el caramelo se oscurece demasiado se puede añadir un poco de agua.



Ingredientes:

  • 1 lámina de hojaldre
  • 5-6 manzanas
  • 60 gr. de mantequilla
  • 150 gr. de azúcar moreno
  • 1 limón

Preparación:

  1. Empezaremos preparando el caramelo. En una cazuela apta para el horno pondremos el azúcar y la mantequilla. Dejamos se derrita a fuego lento hasta que se haga un caramelo dorado claro. Iremos removiendo con una cuchara de madera.                                                                                  


  2. Pelamos las manzanas, quitamos el corazón  de las manzanas y las cortamos en cuartos. Rociamos las manzanas con un poco de zumo de limón, para que no se oxiden.
  3. Cuando el caramelo esté ligeramente moreno, iremos poniendo las manzanas, con la parte redondita sobre el caramelo, pondremos todas las manzanas bien juntas que no hayan huecos. Dejamos se cocinen las manzanas durante unos 15 minutos, tendremos cuidado que no se queme el caramelo. Si ves que se puede pegar añade un poco de agua y mueve un poco la cazuela.                 


  4. Apartamos la cazuela del fuego. Cortamos el hojaldre, dándole forma redonda, pichamos el hojaldre para que no se hinche. Cubrimos las manzanas con la masa, doblamos la masa hacía dentro alrededor. 
  5. Metemos la cazuela con el horno ya caliente a 180ºC con calor arriba y abajo, unos 20-30 minutos. Dependerá del horno, cuando esté el hojaldre dorado estará lista.                                             

  6. Una vez está lista, sacamos del horno y dejamos templar. Desmoldamos con cuidado y ya estará lita para comer!!! 


Montse

CONVERSATION

6 comentarios

  1. Es una de las tatín que más me gusta, y me gustan todas, la combinación caramelo-manzana-hojaldre es exquisita.
    Bss

    ResponderEliminar
  2. Por algo los clásicos son clásicos verdad? Y que las tartas de manzana son insuperables!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  3. Aunque esta tarta es un clásico yo nunca la he hecho, creo que lo intentaré viendo la tuya que se ve deliciosa.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  4. Es una tarta exquisita, un gran clásico, y a tí te ha quedado genial

    ResponderEliminar
  5. Hola MOntse hace años que no la hago.
    Esta riquisima esta tarta.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Te quedo deliciosa!!....have tiempo no la como y me tentaste!!.....Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar

SUBIR