Patatas con bacalao


Patatas con bacalao, un guiso sencillo, humilde y barato era este plato tradicional en época de Semana Santa, ahora es un plato sencillo y muy rico. Lo de barato ya no lo es tanto.

Las patatas con bacalao es un guiso sencillo y rápido de hacer. Recuerdo comerlo siempre en fechas de cuaresma y me sigue gustando prepararlo en estas fechas, aunque ahora lo preparo todo el año sobre todo en invierno, que apetecen más los platos de cuchara.                                                                                   


Como todos los platos tradicionales, en cada casa tiene su receta, y en cada región lo prepara de una manera, pero la base de este plato son las patatas y el bacalao.

En mi casa siempre se hacía este guiso de patatas con bacalao poniendo un huevo por persona unos minutos antes de apagar el fuego, el huevo coge el sabor del bacalao y queda buenísimo, yo aún lo sigo haciendo, queda un plato completísimo y muy bueno.

Si no lo habéis probado hacerlo que os gustará.                                                                                                 


Ingredientes:

  • 1 kilo de patatas
  • 4 trozos de bacalao desalado
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento verde
  • 2 tomates maduros o tomate triturado (5-6 cucharadas)
  • 2 dientes de ajos
  • 4 huevos
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1 Chorro de aceite de oliva
  • 1 pizca de sal
  • Agua 

Preparación:


Preparamos el bacalao, si lo compramos seco lo pondremos en remojo unas 48 horas cambiando el agua cada 8 horas.
Una vez esté en su punto, lo secamos con un papel de cocina, lo pasamos por harina y lo freímos en una sartén con aceite, lo freiremos a fuego fuerte un minuto por cada lado. Si no quieres freírlo se puede poner el bacalao en crudo en el guiso.
Reservamos el bacalao. Picamos la cebolla, el pimiento verde y los ajos. Pelamos las patatas.                         
                                       

En una cazuela ponemos un chorro de aceite, añadimos la cebolla y el pimiento verde, lo dejamos pochar. añadimos el ajo picado.
Rallamos los tomates y lo añadimos a la cazuela. Dejamos se rehogue todo, cuando esté añadimos la cucharadita de pimentón dulce, removemos todo junto, con cuidado no se queme. Cortamos las patatas chascándolas y las añadimos a la cazuela, removemos las patatas con el sofrito.                                              
                      
                       
                           


Cubrimos con agua, han de quedar cubiertas las patatas., añadimos un poquito de sal. Dejamos se cocinen hasta que estén tiernas.
Cuando estén las patatas añadimos los trozos de bacalao, y un huevo por persona, repartido por la cazuela, lo dejaremos hasta que se cuajen los huevos. Probamos de sal por si hace faltar rectificar.                                                                             




Si preparáis el guiso antes de comer, el huevo lo podéis dejar y añadirlo cuando vayáis a calentar el guiso.                                                                                                                                                                      


Apagamos y servimos. Espero os guste.


   Montse

CONVERSATION

9 comentarios

  1. Es un plato cuaresmal de libro, ahora el bacalao no es nada barato, en otro tiempo sí lo sería porque es una de las mal llamadas comidas de pobres, y anda que no hay ricos a los que le encanta. Yo la preparo prácticamente igual que tú. Y el huevo que no falte.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Todo un clásico, anda que no apetece meter la cuchara en un plato así!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  3. Con el toque del huevo lo terminas de completar, ¡qué bo! Es verdad que ya no es tan barato, jjj Besitos!

    ResponderEliminar
  4. Un plato delicioso y muy adecuado para esta época. Te ha quedado perfecto. Me encanta. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Si las viera mi padre, te hacia la ola y se quedaba a vivir contigo, le encantan, es uno de sus platos preferidos y es que tienen una pinta estupenda.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  6. Un plato de cuchara de lo mas rico!!
    Besos Montse

    ResponderEliminar
  7. Hola Motse , este plato era un clasico en casa de mi madre ,aunque ella le ponía arroz ,pero yo a veces también le pongo huevo y nos encanta ,y ahora ya no es una comida barata precisamente ,pero lo bueno que esta compensa ,se ve un plato de 10
    besitos

    ResponderEliminar
  8. Hola Montse, a mi me gusta muchísimo durante todo el año, aunque sí que es verdad que ahora es la temporada que se prepara por tradición. Se ha quedado estupendo, un beso.

    ResponderEliminar

SUBIR