Magdalenas caseras



Magdalenas caseras y esponjosas, un dulce que gusta mucho. Unas magdalenas caseras para el almuerzo, la merienda o para llevar al colegio.
Es una delicia preparar magdalenas, se llena la casa de un olor muy agradable y en poco tiempo las tenemos listas.
Las magdalenas siempre triunfan además van muy bien ya que son bollos individuales.



Estas magdalenas caseras quedan muy buenas, lleva aceite de oliva suave, también se puede poner aceite de girasol. Lleva leche y ralladura de limón o naranja para darle un rico sabor. También lleva  sobres de gaseosas, o gasificantes, me gusta más para estas masas, así quedan unas magdalenas más esponjosas y se parecen más a las de pueblo. 

Con esta receta se pueden hacer variaciones, se puede poner trocitos de chocolate, frutas, mermelada, crema de cacao... Ralladura de naranja, de limón, aroma de vainilla...

Para hacer la masa es mejor sacar los ingredientes y dejarlos un rato para que estén todos a temperatura ambiente.                                                                                                                                                                 


Ingredientes:

  • 250 gr. de azúcar
  • 375 gr. de harina
  • 4 huevos
  • 225 ml. de aceite de oliva o girasol
  • 250 ml. de leche
  • Ralladura de naranja o limón
  • 2 gaseosas o gasificantes dobles
  • 50 gr. de azúcar para poner en la base de las magdalenas

Preparación: 

  1. Encendemos el horno a 170ºC con calor arriba y abajo.
  2. En un bol ponemos los huevos y el azúcar, batiremos bien la mezcla hasta que doble su volumen, mejor con una batidora.
  3. Rallamos la naranja o el limón, lo añadimos a la mezcla anterior, mezclamos.
  4. Seguido vamos añadiendo el aceite, mezclamos.
  5. La leche, mezclamos.                                                                                                                                  


  6. Mezclamos la harina con los sobres de gaseosas, tamizamos la harina y la vamos añadiendo poco a poco a la masa e iremos mezclando bien para que no queden grumos.
  7. Dejamos reposar la masa una hora en la nevera ( opcional)                                                        
  8. Cogemos un molde para magdalenas, ponemos las capsulas y las llenamos las 3/4 partes con la masa de las magdalenas, espolvoreamos un poco de azúcar encima de cada molde.  Metemos la bandeja al horno en la parte del centro. Dejamos hasta que las magdalenas empiecen a dorarse y al pinchar en el centro con un palillo este salga seco. Unos 15-20 minutos según el horno.               


  9. Sacamos, las ponemos en una rejilla y las dejamos enfriar.
  10. Se conservan bien varios días, las podemos guardar en una lata. 
  11. Con esta cantidad salen unas 24 magdalenas, si son muchas las puedes congelar.
  12. Una vez están frías estarán listas para comer!!!
               


Montse

CONVERSATION

7 comentarios

  1. Magdalenas de toda la vida...me encantan, con ese copete tan bonito y seguro que muy tiernas...perfectas para el desayuno. Besos

    http://directoalamesa.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Nada como unas magdalenas hechas en casa ¡qué pinta! Besos preciosa!

    ResponderEliminar
  3. Con lo fácil que se hacen unas magdalenas y la seguridad de prepararlas con los mejores ingredientes, cuando nos apetecen las hago en un momento y ya está. Y quedan tan ricas como las tuyas, que tienen una vista buenísima.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Deliciosas Montse, para el desayuno y la merienda!!
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Hola Montse, unas magdalenas caseras muy sabrosas, las que has preparado.
    Parece que hoy vamos las dos de dulce, yo he publicado un bizcocho.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Que buena pinta tienen Montse, que bien me vendrían para mi café de la tarde.
    Besos. LOla

    ResponderEliminar
  7. Existe algo más rico que las magdalenas de toda la vida ?!
    Y las tuyas se ven espectaculares, se me acaban de antojar!
    Besos y feliz fin de semana,
    Palmira

    ResponderEliminar

SUBIR