martes, 18 de septiembre de 2018

Tarta de queso con salsa de caramelo




           Tarta de queso con salsa de caramelo

Tarta de queso con salsa de caramelo, una tarta deliciosa. Una tarta suave y cremosa de queso, muy fácil de preparar. 
Una tarta de queso que no necesita horno, se prepara con cuajada, y con la delicia de los piñones y la salsa de caramelo hace de esta tarta un contraste de sabores riquísimos; suave del queso y el intenso sabor del caramelo. ¡¡Es perfecta!!




Una tarta que toda la familia disfrutará, ideal para preparar en cualquier celebración o con amigos, seguro que vais a quedar genial.

Os parecerá muy complicada, lleva varios pasos, pero es muy sencilla. Tenéis que probarla.

Ingredientes:

  • 1 paquete de galletas marías
  • 100 gr. de mantequilla
  • 500 ml. de nata para montar
  • 500 ml. de leche
  • 2 sobres de cuajada
  • 120 gr. de azúcar
  • 350 gr. de queso de untar
  • 50 gr. de piñones
Para la salsa de caramelo:

  • 200 ml. de nata para montar
  • 50 gr. de azúcar
  • 40 gr. de mantequilla


Preparación:
Preparamos todos los ingredientes. Lo primero será hacer la tarta de queso.


Primero trituraremos las galletas, las ponemos en un bol y añadimos la mantequilla derretida, lo mezclamos bien. Cogemos el molde donde vamos a preparar la tarta que sea desmontable. Ponemos las galletas en el fondo del molde haciendo la base. Lo guardamos en la nevera.


En un cazo ponemos la nata, la mitad de la leche, el queso y el azúcar, removemos y dejamos que se vaya deshaciendo a fuego medio. La otra mitad de la leche la pondremos en una taza y echaremos los dos sobres de cuajada y lo mezclaremos bien hasta que queden bien disuelto. Esto lo añadiremos a lo que tenemos en el cazo poco a poco, lo dejaremos cocinar hasta que empiece a espesar. Apagamos el fuego.


Sacamos el molde de la nevera y añadimos la mezcla que tenemos de la tarta de queso. La volvemos a meter en la nevera durante 3-4 horas o hasta que quede bien cuajada.  
Tostaremos los piñones en una sartén a fuego muy bajo, para que no se quemen, solo hay que tostarlos para darles más sabor.


Ahora vamos a preparar el caramelo. Ponemos un cazo a fuego bajo.Añadimos el azúcar y la mantequilla; poco a poco se irá haciendo el caramelo. Cuando empiece a tomar un color muy claro, apartamos del fuego y añadimos la nata. Removemos, ponemos al fuego y dejamos que se termine de cocinar y hasta que quede como una crema. El fuego siempre bajo, para que no se queme y no coja mal sabor.







Ahora montamos la tarta. Sacamos la tarta de la nevera, desmontamos y la ponemos en una fuente donde vayamos a servirla. Añadimos unos piñones por encima, luego el caramelo. Lo que sobre de caramelo lo pondremos  en una jarra para servir.


Y ya solo queda degustar esta rica tarta. La podéis preparar la parte de la tarta el día anterior. Si no queréis hacer caramelo, se puede poner caramelo líquido, el que se utiliza para el flan, o dulce de leche, chocolate.... Esta muy buena con todo lo que se le ponga.



Mmmmm riquísima!!!!

MONTSE

loading...

martes, 11 de septiembre de 2018

Albóndigas en salsa de tomate caseras




               Albóndigas en salsa de tomate caseras


Albóndigas en salsa de tomate caseras, un plato que seguro gusta a todos. Un plato casero de los que traen esos recuerdos de las abuelas, que buenas eran sus albóndigas.

Yo sigo con la tradición, con la receta de mi madre, para mi son las mejores, porque aunque se hagan parecidas, en cada casa tienen su toque.
Estas son con tomate natural quedan muy suaves y una salsa ligera y rica para mojar pan.





Un plato sencillo de albóndigas en salsa de tomate que  podemos preparar con antelación, además están más buenas de un día para otro. Y como ya casi todos empezamos con la rutina diaria de trabajo, colegio.. estos platos  son ideales para dejarlos preparados, solo queda acompañarlos de un arroz cocido, puré de patatas, verduras cocidas....  Lo que más nos guste, así nos quedará un plato muy completo.

Yo soy de las que cuando hago albóndigas preparo bastantes y congelo, ahorro tiempo y trabajo.
Espero que os gusten estas ricas albóndigas.

Ingredientes:

  • 500 gr. de carne picada mixta ( ternera-cerdo)
  • 2 dientes de ajos
  • Un poquito de perejil picado
  • 1 huevo
  • Sal, pimienta
  • Harina
Para la salsa
  • 1 cebolla 
  • 1 diente de ajo
  • 3 tomates maduros
  • 2 cucharadas de tomate frito
  • 100 ml. de vino blanco
  • 1 vaso de agua 
  • Sal

Preparación:

Empezaremos preparando la carne. Pondremos en un bol la carne picada, añadimos el ajo picado, el perejil y el huevo. Lo mezclaremos todo bien, tapamos y lo dejaremos unas horas en la nevera para que cojan los sabores. Podéis preparar esto la noche anterior.


Pasado este tiempo preparamos las albóndigas. Ponemos harina en un bol e iremos haciendo las bolas de albóndigas las pasaremos por la harina. Por otro lado ponemos una sartén con aceite a fuego un poco fuerte, cuando estén caliente iremos friendo las albóndigas, solo hay que dorarlas por fuera. Las iremos sacando y reservaremos.
   

Rallamos los tomates y picamos la cebolla y el ajo.


Ponemos una cazuela al fuego, añadimos un poco de aceite y ponemos la cebolla y el ajo picado. Dejaremos a fuego medio que se cocine un poco. Unos 3-4 minutos.





Cuando empiece a tomar color añadimos el tomate, removemos y ponemos el tomate frito. Lo dejamos cocinar unos minutos.



Añadimos el vino blanco, dejamos evapore el alcohol y ponemos un vaso de agua. Ahora sería el momento de poner las albóndigas, pero si os gusta la salsa sin tropezones yo lo trituro en este momento.

Añadimos las albóndigas, un poquito de sal y dejamos cocinar unos 20 minutos. Si hace falta añadimos más agua. Cuando ya estén casi listas, probamos de sal y rectificamos.


Y listas!!! Bueníiiiisimas


Espero que os gusten.

Hasta la próxima semana.
MONTSE

martes, 4 de septiembre de 2018

Mermelada de melocotón casera


                                             
         


                     Mermelada de melocotón casera

Esta semana os traigo una mermelada de melocotón casera, una delicia. Me encantan los melocotones, es una de mis frutas preferidas de verano y desde que probé hacer la mermelada en casa tengo todo el año.
Hay que aprovechar los melocotones maduros y con buen sabor, así se necesitará menos azúcar y será mucho más ligera la mermelada.

Podemos sacar mucho partido a las mermeladas, para el desayuno, la merienda o para preparar estupendos postres.




Es muy sencilla de preparar y se prepara con 3 ingredientes, se puede hacer bastante cantidad y aprovechar para hacer conserva o también se puede congelar en tarros y así tener todo el año.

Tenemos que aprovechar las frutas de temporada, ya que es cuando están en su mejor momento, tienen buen sabor y están mejor de precio.
Se puede hacer de la fruta que os guste, pero la de melocotón yo creo que es la que más gusta. Vale la pena hacerla, cuando la probéis ya no os faltará en casa.

Si tenéis olla rápida la podéis preparar en 20 minutos.



      
Con estas cantidades sale un tarro.


Ingredientes:

  • 1 kilo de melocotones
  • 300 gramos de azúcar
  • 1/2 zumo de limón

Preparación:

Pelamos y cortamos los melocotones en trozos.


En la cazuela donde vayamos ha cocinar el melocotón pondremos los trozos de melocotón, el medio zumo de limón y  el azúcar.


Lo dejaremos reposar 30-40 minutos, iremos removiendo de vez en cuando. Se formará un líquido, será el azúcar con el zumo que suelta el melocotón.


Pasado este tiempo pondremos el cazo al fuego, lo dejaremos  cocinando a fuego medio unos 40-50 minutos.


Trituramos la mezcla, se puede dejar así con trozos si os gusta, o triturarlo para que quede como una crema.


Si queda muy líquida se puede poner un rato más al fuego, aunque cuando se enfríe se espesara. También se puede probar y si os gusta más dulce aprovechar para poner más azúcar.


La pondremos en tarros y guardaremos en la nevera.



Y lista para comer!!! Deliciosa.

Hasta la próxima receta
MONTSE

                                             

martes, 28 de agosto de 2018

Gambas al ajillo

                                                                            
     
                                                                                         
         
                                       
                              Gambas al ajillo

Hoy os traigo unas gambas al ajillo, una receta muy popular de nuestra gastronomía. Los ingredientes de este plato son pocos y simples, unas gambas peladas, ajo, aceite de oliva y si os gusta un poco picantes se le puede añadir una guindilla, lo más importante de esta receta es que la calidad de las gambas sean buenas.

También se pueden preparar con gambas congeladas, si son de buena calidad también queda un plato estupendo.




Este plato lo podemos encontrar como tapa en muchos bares, también es un buen entrante o un picoteo.

Las gambas al ajillo de suelen cocinar en cazuela de barro, aunque ahora ya no se hace así, pero a la hora de servirlas se ponen en cazuelitas de barro y que esté bien caliente y solo queda espolvorear con un poco de perejil picado.

Un plato de gambas al ajillo sencillo y sabroso. ¿ A quién no le gusta este plato?

Ingredientes:

  • 1/4 de gambas peladas
  • 3 dientes de ajo
  • Una guindilla  (opcional )
  • Aceite de oliva
  • Una pizca de sal
  • Un poco de perejil picado


Preparación:

Lo primero será pelar las gambas, limpiamos y secamos con un papel de cocina. Las salamos.


Por otro lado cortamos los ajos en láminas muy finas, cortamos la guindilla en dos si os gusta picante.


Ponemos una sartén al fuego medio con un buen chorro de aceite de oliva y añadimos los ajos y la guindilla, removemos todo y dejamos cocinar sin que llegue a dorarse los ajos.


Añadimos las gambas, subimos el fuego, removemos y dejamos unos minutos cocinar, hasta que las gambas cojan color, no hay que hacerlas mucho.




Espolvoreamos con el perejil, removemos y dejamos tapado un minuto.
Han de servirse bien calientes y acompañarlas de un poquito de pan, la salsita queda buenísima!!!


Y ya estarán listas para servir las gambas al ajillo!!!


MONTSE

martes, 21 de agosto de 2018

Cogollos con anchoas y queso




                    Cogollos con anchoas y queso

Hoy os propongo una ensalada, cogollos con anchoas y queso, una opción sana y saludable. Unos ricos cogollos de lechuga con anchoas y queso y terminado con una vinagreta de cebolla y tomate.
Las ensaladas admiten muchas variantes y combinaciones diferentes, podríamos comer cada día de la semana una y hacerla totalmente diferente.

Se pueden preparar con ingredientes que tengamos a mano y que más te gusten. Podemos acompañar estos cogollos con unas tostadas.





Estos cogollos con anchoas y queso es un estupendo entrante o un primer plato que podemos preparar en poco tiempo, no es complicada y queda muy buena. Es perfecta para estos días de calor sin necesidad de encender el fuego, es un plato muy completo.

Una receta casera muy fácil que seguro que os va a gustar


Ingredientes:

  • 1 bolsa de cogollos de lechuga
  • 1 paquete de queso rulo de cabra
  • 1 lata de pimientos rojos 
  • 1 lata de anchoas
Para la vinagreta:

  • 1 tomate
  • 1 cebolla o cebolleta
  • 1 lata de aceitunas rellenas
  • 1 chorro de aceite de oliva
  • 1 chorro de vinagre
  • 1 poco de sal 
  • Una pizca de pimienta
Preparación:

Para empezar pondremos los cogollos en agua fría unos 5 minutos. Escurriremos bien y los cortaremos por la mitad o en cuartos.


Preparamos la vinagreta.  Cortamos el tomate en trozos pequeños, la cebolleta, vamos poniéndolo en un bol, añadimos el aceite, el vinagre, un poco de sal y pimienta. Mezclamos. Las proporciones serán una cucharada de vinagre por tres de aceite.


Cortaremos el queso de rulo de cabra en rodajas, el pimiento en tiras o trozos y las aceitunas en rodajas.

                                                              

Montamos  los cogollos. Ponemos una rodaja de queso de rulo de cabra, encima ponemos 1 o 2 filetes de anchoas.


Encima pondremos tiras de pimiento y aceitunas


Y ya solo queda poner encima la vinagreta de picadillo.

                                                                 
  
Y ya tenemos listo un entrante en poco tiempo, fresco y delicioso.

Espero que os haya gustado la receta de cogollos con anchoas y queso


Montse                                                                                   

martes, 14 de agosto de 2018

Mejillones en salsa de tomate picante



                     Mejillones en salsa de tomate picante

Mejillones en salsa de tomate picante, un plato lleno de sabor. Un delicioso marisco que podemos preparar de muchas maneras.  

En esta época de verano los tenemos en muchos bares de tapa, son buenos y ligeros, aunque con esta salsita que he preparado se necesita un buen trozo de pan, está muy buena.




Un plato sencillo de mejillones en salsa de tomate picante que podemos preparar para tomarnos un aperitivo y una cervecita.


Ingredientes:

  • 1,5 kilo de mejillones
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajos
  • 1 guindilla
  • 100 ml. de vino blanco
  • 3 tomates maduros
  • 3 cucharadas de tomate frito
  • Aceite
  • Sal


Preparación:

Limpiamos los mejillones bajo el grifo quitando bien los pelillos, nos podemos ayudar de un estropajo. Reservamos


 Ponemos  una sartén con un chorro de aceite y añadimos la cebolla y los dientes de ajos picados.


Añadimos la guindilla junto a la cebolla y los ajos.



Rallamos los tomates, cuando esté pochada la cebolla añadimos los tomates rallados y el tomate frito.


Dejamos que se haga el  sofrito, cuando esté añadiremos el vino blanco, o dejaremos unos minutos que evapore el alcohol.




Entonces añadimos los mejillones, tapamos y dejamos unos minutos hasta que se habrán los mejillones.


Probamos la salsa, rectificamos de sal y listo.


 

 Quedan unos mejillones riquísimos!!!

Hasta la próxima receta

MONTSE




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...