Mejillones a la marinera

Mejillones a la marinera, un riquísimo plato para disfrutar de un buen aperitivo.. Este plato de mejillones a la marinera es un clásico y unas de las maneras más conocidas de comer los mejillones, aunque pueden variar según la zona, los principales ingredientes son los mismos y con una rica salsita que se puede hacer un poco picante si os gusta.

Los mejillones me gustan mucho, solo cocinados al vapor ya me encantan, además saben a verano. Pero se pueden preparar de muchas maneras, es una tapa que encontramos en muchos bares, por la costa en cualquier restaurante no pueden faltar.

Los mejillones son muy bajos en calorías, tienen muchos beneficios entre ellos hierro, calcio, vitaminas y minerales. Son económicos, están muy buenos sobre todo cuando están de temporada.

Los mejillones están muy buenos pero esta salsita está para mojar pan. Estoy segura que os van a gustar.


Ingredientes:

  • 1 kilo de mejillones
  • 150 gr. de tomate frito
  • 2 dientes de ajo
  • 1/2 cebolla
  • 150 ml. de vino blanco
  • 1 cucharadita de pimentón dulce o picante
  • 1 cucharadita de harina
  • Un puñado de perejil
  • Aceite
  • Pimienta
  • Sal

Preparación:

  1. Para preparar los mejillones a la marinera, lo primero limpiamos los mejillones con ayuda de un cuchillo o una espátula, quitaremos todo lo pegado a la cáscara y los pelillos. Si hay algún mejillón abierto o roto lo tiramos.
  2. Ponemos los mejillones en una cazuela, ponemos en el fuego, tapamos y dejamos cocinar, cuando veamos que están abiertos apagamos, no hay que dejarlos cocinar mucho, porque luego se cocinarán con la salsa. Reservamos los mejillones y no tiramos el agua, ya que lo necesitaremos para la salsa.
  3. Por otro lado Picamos los ajos y la cebolla. Cogemos una sartén o cazuela amplia, añadimos aceite y cuando esté caliente lo añadimos y dejamos se poche.
  4. Cuando esté pochada la cebolla añadimos el pimentón que puede ser dulce o picante, o los dos. Añadimos la harina, removemos todo bien y añadimos el tomate frito, volvemos a remover todo y seguido añadimos el vino blanco, lo dejamos que evapore el alcohol.
  5. Colamos el agua que han soltado los mejillones, lo añadimos a la salsa, añadimos también los mejillones. Removemos todo junto, probamos de sal y rectificamos, añadimos un poco de pimienta y sal. Si queremos más salsa añadimos un poco de agua. Lo mezclamos bien y que cojan un poco de calor y apagamos.

A la hora de servir espolvoreamos un poco de perejil y a comer!!!
Se pueden hacer con antelación, la salsita aún estará más buena.
Que aproveche!!!
Montse

CONVERSATION

3 comentarios

  1. de lujo te han quedado!! los mejillones así quedan super sabrosos, la salsa a mi me parece un vicio

    ResponderEliminar
  2. Ummm pues m flipan pero así como los haces tú no los he probado y lo haré el finde

    ResponderEliminar
  3. Imagino cómo tiene que estar esa salsita. Los mejillones me gustan hasta de lata así que esta receta se va directa a marcadores. Besitos preciosa!

    ResponderEliminar

SUBIR