Lubina a la espalda


Vamos con un delicioso pescado, una lubina a la espalda. Una rica lubina muy sencilla de preparar, con una carne muy fina y suave. 

Cocinar al horno es muy sencillo, ya que solo tenemos que preparar los ingredientes y meterlo al horno. Solo tenemos que vigilar que no se nos queme. Aunque es sencillo cocinar con el horno, preparar pescado es delicado ya que se cocina enseguida y si lo hacemos demasiado se nos queda un pescado muy seco.

Lo mejor es preparar todo, dejarlo listo  para meterlo en el último momento y así del horno a la mesa.


Lubina a la espalda, se llama así porque se cocina toda abierta, sin la espina central. En la pescadería os la pueden preparar muy bien. He utilizado una lubina salvaje de 1 kilo más o menos. También las hay más pequeñas o de ración.

La lubina es muy versátil, se puede cocinar de muchas maneras, en salsa, a la sal, al horno, a la plancha... 

Este plato de lubina también se puede hacer con otros pescados, como el besugo, dorada, merluza...



Es un plato perfecto para estas fiestas de Navidad, para la comida o para una cena especial, en la que quedaréis fenomenal.

Una receta sencilla que necesita  pocos ingredientes. Para acompañar este plato unas patatas quedan riquísimas.


Ingredientes:

  • 1 lubina 
  • 2-3 dientes de ajo
  • 3 patatas
  • 1-2 cayenas ( opcional)
  • 200 ml. de vino blanco
  • Pimentón dulce 1 cucharadita
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación:

  1. Lo primero pelamos las patatas y las cortamos en rodajas de unos 2 cm. Las ponemos en una fuente para horno, las salamos y ponemos un chorro de aceite de oliva. Encendemos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo, metemos las patatas primero y las cocinamos unos 20- 30 minutos. Sacamos la bandeja del horno que casi estarán las patatas y ponemos encima la lubina abierta con la piel tocando las patatas.                                                               
  2. Salpimentamos y ponemos un chorro de aceite de oliva y el vaso de vino blanco, metemos la bandeja al horno. Dejamos en la parte central del horno y dejamos se cocine unos 15-20 minutos o hasta que esté lista, puede variar según lo grande que sea la lubina.                                                     

  3. Mientras se cocina la lubina preparamos el refrito de ajos. En una sartén ponemos un buen chorro de aceite, que cubra todo el fondo de la sartén, ponemos a fuego bajo. Cortamos los ajos en rodajas y los añadimos que se vayan cocinando y soltando el sabor pero sin que se quemen, añadimos las cayenas.
  4. Una vez están los ajos un poco dorados separamos la sartén del fuego y añadimos el pimentón, removemos bien y lo mezclamos.                                                                                                              

  5. Sacamos la bandeja del pescado, echamos por encima todo el refrito. Y listo para servir!!!                          


           Una delicia de pescado. Espero que os guste.

       Montse

 



CONVERSATION

4 comentarios

  1. En mi opinión el pescado cuanto menos ingredientes lleve, mejor, es la forma de disfrutarlo con todo su sabor. La lubina en particular es muy sabrosa, yo la cocino así también muchas veces porque nos encanta. Te ha quedado para sacar el tenedor y empezar a comer.
    Bss

    ResponderEliminar
  2. Es la manera que más me gusta comer la lubina, sencilla y perfecta.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  3. Es un plato sencillo que prácticamente se cocina solo, pero como bien dices tenemos que vigilar con los tiempos pues si nos pasamos quedará seco en vez de jugoso.
    Muy rica esta lubina y si es salvaje aún tiene más sabor.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. esta es una manera de cocinar la lubina y otros pescados que a mi personalmente me encanta

    ResponderEliminar

SUBIR