Tarta de piña sin horno

Tarta de piña sin horno, una tarta fresquita, ideal para esta época de verano. Con la piña podemos preparar ricos postres con frutas. Una manera rica y dulce de comer fruta.

Una receta sencilla, sin horno muy rápida de preparar. Estas tartas rápidas son estupendas cuando queremos preparar postres rápidos, sin tener que liarnos mucho y sin complicaciones. En poco tiempo tenemos un postre que gustará mucho a tu familia o amigos.                                                                                                                                                                                                                                                   


Esta tarta de piña siempre triunfa cuando la preparo, así que el éxito está asegurado. 

La he preparado de forma alargada, pero podéis hacerla redonda, también he puesto una base con galletas y en medio otra fila de galletas que se puede prescindir de ellas. Como os guste, podéis hacer la tarta a vuestro gusto, yo la primera la hice sin galletas, quedó muy buena y ahora la he preparado con las galletas y sigue estando muy buena.                                                                                                                                                                                                                                                                                   


Para esta tarta he utilizado un molde alargado de 18 cm. también queda bien con un molde redondo de 18cm. Si queréis la tarta más grande doblar los ingredientes.

Yo prepararé la tarta de un día para otro, aunque la tarta en 3-4 horas ya está cuajada, si la dejas de un día para otro aún está más buena. 

La lata de piña que he usado es natural, por eso puse 2 cucharadas de azúcar, pero si es en almíbar ya queda más dulce, también lleva caramelo líquido, así que es mejor probar la crema y si nos gusta más dulce se le añade azúcar.                                                                                                                                                                                                                                                                                                               



Ingredientes:

  • 1 lata de piña de 500 gr.
  • 250 gr. de queso crema
  • 150 gr. de nata montar
  • 2-3 cucharadas de azúcar ( opcional)
  • 6 láminas de gelatina
  • Galletas cuadradas
  • Caramelo líquido

Preparación:

  1. Empezamos la tarta de piña sin horno poniendo las hojas de gelatina en agua fría unos 10 minutos o como indique el fabricante. Por otro lado cogemos un molde ponemos en la base caramelo líquido, puede ser comprado o lo podéis hacer en casa.                                                                             

  2. En un bol ponemos el queso crema , la piña en trozos dejando unos trozos para adornar y reservando el líquido y el azúcar. Lo trituramos con una batidora o un robot hasta que nos quede una crema.                                                                                                                                                   
      

  3. Ponemos a calentar la nata sin que llegue a hervir, se puede poner en el microondas, echamos las hojas de gelatina en la nata caliente y removemos hasta que quede bien disueltas. Lo añadimos a la crema anterior y mezclamos muy bien.                                                                                                  

  4. Cogemos el molde que tenemos con el caramelo líquido, ponemos unos trozos de piña en el fondo del molde. Encima ponemos una capa de la crema.
  5. Ponemos el líquido de la piña en un bol, pasamos por el unas galletas que oremos poniendo encima de la capa de crema. Cubrimos con otra capa de crema y encima otra capa de galletas remojadas en el líquido de la piña.                                                                                                             
      
                                                                                                                                                                       
  6. Tapamos el molde con papel de plata y lo metemos a la nevera 3-4 horas o de un día para otro.           

  7. Y ya tenemos lista la tarta de piña sin horno. Riquísima!!!!

                   



Montse                                                                                                                       

CONVERSATION

3 comentarios

  1. Ummmmm qué buena pinta!. Gracias!!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola, Montse:

    Las tartas de piña y las tartas sin horno me encantan. Esta reúne ambas particularidades, así que me ha conquistado. Además, tiene una pinta fabulosa.

    Besos y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar

SUBIR