Compota de manzana sin azúcar

 



Hoy os traigo un dulce muy tradicional, una compota de manzana. ¿A qué os trae algún recuerdo? Yo creo que a tod@s nos trae alguno, siempre había en casa alguna compota de frutas.

Las compotas son muy sencillas de preparar, es una manera de conservar las frutas muy saludables ya que solo hay que cocer la fruta que te guste, se le añade algo de azúcar para que se conserve mejor. También era una manera de aprovechar la fruta madura. 

En esta ocasión la he preparado sin azúcar, ya que las manzanas están maduras y ya son dulces de por sí, la cantidad que hago es poca y se conserva bien una semana en la nevera. Si quieres hacer cantidad de compota puedes envasar botes al vacío o congelar.                           



La compota de manzana es ideal para los niños y personas mayores, es fácil de comer y más digestiva. Es muy buena para el desayuno para  acompañar tostadas, para rellenos de dulces, pasteles, añadir a bizcochos y para preparar salsas para acompañar alguna carne, le da un sabor muy bueno.

En esta ocasión te traigo la compota de manzana pero se puede hacer de pera, o mezclar las dos que queda muy buena. 

Anímate a preparar este dulce para cualquier momento.                                                               



Ingredientes:

  • 3-4 manzanas maduras
  • 1 limón ( opcional)
  • 1 rama de canela
  • Canela en polvo
  • 150 ml. de agua

Preparación:

  1. Para preparar la compota de manzana, lo primero pelamos y descorazonamos las manzanas. Cortamos las manzanas en cuadrados pequeños.                                                    

  2. Colocamos la manzana troceada en una cazuela, añadimos el zumo de medio limón, la rama de canela y el agua. Llevamos la cazuela a fuego medio bajo, tapamos la cazuela y dejamos se cocine. Iremos removiendo de vez en cuando y vigilando no se pegue, si hace falta añadiremos un poco más de agua. 
  3. Si quieres darle un poco más de dulzor añade 2-3 cucharadas de azúcar blanca o morena.                                                                                                                                      

  4. Dejamos se cocine hasta que quede muy blandita o casi echa ya puré. Cuando esté apagamos, si quieres que no quede nada de trozos termina triturando la compota con un batidor, pero no batirlo demasiado que quedaría muy ligera y espumosa.
  5. Probar la compota, si so gusta añadir un poco de canela en polvo, le dará más sabor. Dejar enfriar la compota de manzana, rellenar unos botes y meterlos en la nevera.                                                                                                                                                            
       

  6. Disfrutar de esta deliciosa compota de manzana!!!

                                                   


Montse

CONVERSATION

6 comentarios

  1. Son deliciosas estas compotas, me ha gustado la idea de triturarla, siempre la consumimos con los trozos, pero de esta forma sirve como mermelada suave. Ideal.
    Bss

    ResponderEliminar
  2. Montse, es un postre delicioso, que siempre preparaba a mis niños.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Que rica!! Y que bien viene para mezclar con yogur o elaborar otras recetas!! Rica rica!
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Te ha quedado muy bien. Tanto triturada como en trocitos es un dulce estupendo

    ResponderEliminar

SUBIR