Pencas de acelgas rebozadas


Pencas de acelgas rebozadas, un bocado delicioso. Las acelgas nos aportan muchas vitaminas, minerales y fibra, también tienen calcio, casi tiene el mismo calcio que la leche. Lo mejor es consumirlas cuando están de temporada que están en su mejor momento.

Las acelgas se dividen en dos partes, las hojas verdes y la parte blanca que es la penca. Las dos partes se pueden utilizar en el mismo plato, pero hay platos que solo se utiliza la parte de las hojas, así que son las pencas podemos preparar otros platos como estas receta de pencas de acelgas rebozadas.


Con las acelgas podemos preparar muchos platos, es una verdura que le va bien a muchos guisos, se pueden comer cocidas con algún aliño o solo con un poquito de aceite, es una verdura suave y ligera.

Las acelgas tienen muy pocas calorías, solo tiene 29 calorías por 100 gr., así aunque las hagamos rebozadas que suben las calorías tampoco sería un plato muy calórico.                                                             

Esta menara de preparar las pencas de acelgas es ideal para introducirlas y que la familia las pruebe. Cuando las hice por primera vez, la cara que me pusieron en casa no era muy buena, pero cuando las probaron gustaron, la verdad es que no parecen acelgas, quedan suaves.

Si quieres darles más sabor, puedes poner en el rebozado un poquito de ajo y perejil, quedan con mucho más sabor.                                                                                                                                                             


Ingredientes:

  • 1 manojo de acelgas
  • harina
  • 1-2 huevos
  • Sal
  • Aceite de oliva

Preparación:

  1. Empezaremos lavando las acelgas bien bajo el grifo, quitamos bien la tierra. Para hacer las pencas de acelgas  rebozadas, necesitaremos la parte blanca de la acelga. Cortaremos la parte verde, estas las utilizamos para añadirlas a un guiso.
  2. Con ayuda de una puntilla iremos quitando las hebras que tienen en la superficie las pencas. Las cortamos en cuadrados del tamaño que os guste.                                                                                 


  3. Ponemos una olla con agua y sal, las cocemos hasta que queden tiernas unos 5 minutos, se terminaran de cocinar cuando se frían con el rebozado.
  4. Las escurrimos bien y las secamos con papel de cocina. 
  5. En un plato ponemos la harina y en otro batimos un par de huevos. Ponemos una sartén con abundante aceite a fuego medio. Salamos las pencas y las pasamos primero por la harina y luego por el huevo, las vamos echando a la sartén que ya estará caliente el aceite.                                         
       
       
  6. Las freímos hasta que queden doradas por los dos lados. Las vamos sacando y las vamos poniendo en un plato donde tendremos una  hoja de papel de cocina, para que absorba el exceso de aceite.                                                                                                                                                        

  7. Y listas para comer!!!
                            

Montse

CONVERSATION

8 comentarios

  1. Hola Montse, estas pencas quedan riquísimas, hubo una época en casa que las hacía con frecuencia, incluso a veces las combinaba con rellenos, como si fueran filetes Cordon Bleu o SanJacobos, es que dan mucho juego, además de hacer que todos coman verduras, con una salsa de tomate, na salsa verde también gustan mucho, aunque no sea un plato muy ligero, pero de vez en cuando nos podemos permitir el lujo de darnos un gusto.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Hola, guapa. Nunca las he probado así y viendo los excelentes resultados ya estoy tardando. Es un plato delicioso y sin querer comes verdura. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Montse, qué buena es que son las acelgas. A mí me gustan mucho de todas las maneras. Y así rebozadas tienen que estar divinas, solo hay que ver el plato. Me gustan mucho, un beso.

    ResponderEliminar
  4. Hola guapa!!
    Qué rica forma de aprovechar la parte blanca de la acelga.
    Me imagino que así ni los niños se enteran de que están comiendo verdura.
    Muy buena receta.

    Besos ♥

    ResponderEliminar
  5. ¡Me encantan las acelgas! y las pencas así preparadas son deliciosas :)

    ResponderEliminar
  6. Me encantan!!! Te quedaron espectaculares!!! Qué ricas son.
    Besitos

    ResponderEliminar
  7. Una opción muy rica para comer acelgas, un beset Montse

    ResponderEliminar

SUBIR